‘Stuck Rubber Baby: Mundos Diferentes’, orgullo y prejuicios

stuckrubberbaby
Aún recuerdo la primera vez que vimos esta obra por nuestro país, una edición mayúscula por parte de la editorial Dolmen que hacía justicia a todo lo que se había escrito sobre ella. Y no había sido poco ya que por el año 2006 la blogosfera estaba en ebullición constante, las reseñas y recomendaciones viajaban de un sitio a otro a la velocidad del rayo. Pues bien, ha tenido que ser la nueva y flamante edición de Astiberri la que me ha servido para poder disfrutar del trabajo firmado por Howard Cruse, una obra monumental y necesaria que debería ser de obligada lectura para poder concienciarnos de ciertos temas.

Stuck Rubber Baby: Mundos Diferentes’ nos transporta a una época de cambios. Nos lleva hasta Estados Unidos, cuando Kennedy era presidente, un momento en el que el país vivía un periodo convulso, situación que se haría extensiva al resto del mundo. Y aquí llegamos al punto importante de la obra: el racismo y la homofobia. Dos temas importantes que son el motor de la narración, un alegato contra estos dos males de la sociedad y que, a la misma vez, nos muestra una vertiente didáctica que nos enseña más sobre las continuas violaciones a los derechos fundamentales que se daban en aquel lugar y en aquellos años.

Cruse asegura que su obra no es autobiográfica o, al menos, no lo es completamente. Sí, tiene mucho de sus vivencias pero también de los testimonios de amigos y conocidos, todo junto da como resultado esta suerte de realidad/ficción que es Stuck Rubber Baby. Viviremos esas experiencias a través de los ojos de Toland Polk que, con el uso de continuos flashbacks, podremos asistir a importantes momentos de su vida: la muerte de sus padres, sus primeras experiencias sexuales, cómo reciben la noticia miembros de su familia como su hermana mayor…

Esta novela gráfica contó con el respaldo de la crítica, consiguió amontonar una buena ristra de premios importantes como Eisner, Harvey, Angouleme o Comic Art. Un buen respaldo para que el lector casual sepa que se trata de un trabajo importante, una lectura que una vez que la empiezas difícilmente podrás soltar el libro hasta que lo hayas digerido ávidamente. Una crónica de días tormentosos, cuando la discriminación estaba presente en todos los aspectos de la vida diaria, algo que, desgraciadamente, parece no haber cambiado en el presente. Se ha avanzado al respecto, sí, pero aún nos queda mucho camino por recorrer.
[Grade — 9.00]

Stuck Rubber Baby: Mundos Diferentes

  • Autores: Howard Cruse
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 232
  • Precio: 20,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.