‘Stormwatch’ #01: parece difícil, pero no lo es [The New 52]

Stormwatch, de Paul Cornell

‘Stormwatch’ es el lanzamiento más satisfactorio del no-tan-nuevo Universo DC. Y lo es por muchas razones que iremos comentando a lo largo de este post, pero principalmente por haber hecho de un título cuyos mejores días quedaban lejanos algo que ahora queremos volver a disfrutar.

El mérito principal ha de recaer en Paul Cornell, puesto que el dibujo de Miguel Sepulveda es bastante más discutible. A Cornell lo conocíamos recientemente de su saga en Action Comics, una locura en la que se juntaban Lex Luthor, Larfleeze, Grodd, Muerte (de SandMan) y una tendencia a acumular locuras que resultaba, por encima de todo, divertida.

‘Stormwatch’: reinventar haciendo lo que se debe

Stormwatch, de Paul Cornell y Miguel Sepulveda

Y justo eso, acumular y divertir, es lo que Cornell hace con su nueva andadura al frente de Stormwatch. La serie comienza con varias tramas sucediéndose casi a la vez, en un puñado de páginas que demuestran que otra manera de escribir cómics, alejada del decompressive storytelling, es posible. Que en una sola grapa pueden pasar suficiente cosas como para quedar satisfecho y, a la vez, con ganas de más. Parece difícil, y puede que lo sea. O quizás no, y es sólo la tendencia general la que está equivocada.

Aunque la sombra del Authority que se hicieron Ellis/Hitch y Millar/Quitely es muy alargada, ‘Stormwatch’ también demuestra que es posible asomarse a los personajes del Unverso Wildstorm sin tener que estar forzando más y más la maquina como única medida de sorpresa. Basta con ser a la vez épico, ácido, y explorar la serie b, que a ‘Stormwatch’ le vienen que ni pintados los tics de la producción barata de ciencia ficción. Cornell también sabe de eso.

Encajando las piezas en el universo DC

Stormwatch, de Paul Cornell

Otro de los aciertos de Cornell es el de encajar bien las piezas. La alineación del grupo es perfecta y no sorprende ver allí al Detective Marciano, especialmente teniendo en cuenta que se quiere vender la organización como una agencia de superhéroes que se ocupan de las partes oscuras.

La sucesora de Jenny Sparks, Jack Hawksmoore, Engineer… Sí, los nombres que hicieron de Autorithy aquella serie sin freno funcionan aquí también , en DC. ¿La excusa para que estén? Que ellos son los profesionales y los superhéroes DC los amateurs. Que sí, que encaja.

Sepulveda es quizás la pieza que parece más suelta en el engranaje. Alterna páginas brillantísimas y con esa sensación «más grande que la vida» con otras donde casi parece estar imitando a Larry Stroman (especialmente, cuando anda Hawksmoor de por medio; parece como si se le atragantará el personaje en los detalles). Pero, de momento, la pega me parece muy menor en un cómic fantástico.

Si sólo tenéis que gastaros menos de 3 euros en algo del relanzamiento DC, hacedlo aquí, porque ya no es sólo que el primer número de ‘Stormwatch’ prometa, sino que se basta y se sobra para cumplir. Lo dicho: parece difícil y quizás no lo sea tanto.

En Zona Fandom | Sigue con nosotros el relanzamiento de DC

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en