‘Star Wars nº 1’, el retorno de la grapa

starwars

Durante más de dos décadas, entre 1991 y 2014, Dark Horse fue la editorial que ostentó en exclusiva los derechos para publicar cómics de Star Wars, que a España han ido llegando de la mano de Planeta. Esto último se mantiene invariable, pero lo que sí ha cambiado a partir de este 2015 es la editorial encargada de la materia prima, desde que Marvel volvió a hacerse con los derechos de la franquicia. Su reencuentro con esta mítica saga espacial, que llevaba sin editar desde 1986, se ha concretado con el arranque de tres colecciones nuevas comandadas por autores de primera fila: Star Wars (la que hoy nos ocupa, con guión de Jason Aaron e ilustraciones de John Cassaday), Darth Vader (escrita por Kieron Gillen e ilustrada por Salvador Larroca) y Princess Leia (con guión de Mark Waid y dibujos del matrimonio Dodson). Tres colecciones que llevan publicados entre tres y cuatro números en EE.UU. que ahora comienzan a llegar a nuestro país.

Pese a que pueden leerse perfectamente por separado, las tres guardan algunos acontecimientos en común y se ambientan en el mismo marco temporal. Centrándonos ya en el primer número de Star Wars, la trama arranca tras los acontecimientos narrados en el Episodio IV: Una nueva esperanza. Los rebeldes acaban de petar la Estrella de la Muerte, el Imperio sigue lamiéndose las heridas e intentando comprender de dónde le vienen los palos, y a la rebelión le escuece todavía la destrucción del planeta Alderaan. La crew al completo, con Luke, Han, Leia, Chewbacca, C-3PO y R2-D2, se cuela en una fábrica de armas del Imperio con la intención de sabotearla y, como es de esperar, no tarda en armarse la marimorena. Por supuesto, no puede faltar la presencia de nuestro villano favorito para terminar de redondear la trama.

Aaron se marca un guión cargado de acción que, sumado al dibujo de Cassaday, consigue un resultado muy cinematográfico. Ponte la Marcha Imperial de fondo mientras pasas las páginas de este tebeo y prácticamente es como si estuvieras viendo una continuación inédita de la primera película original. Diálogos y acontecimientos están en todo momento al servicio del ritmo, ahorrándose peroratas innecesarias y escenas que no ayuden a avanzar la trama, regalando al lector un rato de diversión sin mayores pretensiones. También es destacable que Cassaday ha conseguido clavar el parecido de los actores reales sin que los personajes resulten muy acartonados, como suele ocurrir en las adaptaciones comiqueras de películas o series de TV.

La gente de Planeta ha decidido publicar este primer número al precio especial de 1 euro (a partir del segundo número, cada entrega costará 2,50 euros), la misma estrategia comercial que ha utilizado recientemente ECC con algunas de sus colecciones, como Multiverso, y que Planeta también ha empleado con algunos de sus mangas. Y la verdad es que a ese precio, señores, a poco que os guste la saga creada por George Lucas, hay que catar este tebeo. Por mi parte, lo que llevo leído de la edición americana me confirma que las buenas vibraciones que deja esta primera grapa se repiten en las siguientes. La colección de Leia me deja más frío, pero más por el personaje en sí que por un mal trabajo por parte de sus autores. Sea como sea, Marvel se ha puesto las pilas con su retorno a esta galaxia muy, muy lejana, así que no perdáis la oportunidad de subiros a su nave.

Star Wars nº 1

  • Autores: Jason Aaron y John Cassaday
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: Grapa
  • Páginas: 48
  • Precio: 1 euro

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.