‘Spiderman Superior. Nación Duende’, de un regreso y un final

Vista en retrospectiva —que, hasta cierto punto, es como deberían valorarse las etapas de equipos creativos o guionistas a bordo de una colección dada— la estancia de Dan Slott a bordo del trepamuros es, en mi humilde opinión, una de las tres mejores que han conocido Peter Parker y su alter ego arácnido: por todo lector asiduo de esta página será ya conocida mi debilidad por lo que Brian Michael Bendis hizo con el personaje como lo mejor que jamás se haya escrito sobre él; pero quizá no tanto el que, tras ‘Ultimate Spiderman‘ coloque a lo que Straczynski llevó a cabo mientras comandó los designios del amistoso vecino y, a una ínfima distancia por detrás, sitúe a los constantes vaivenes a los que Slott sometió a un personaje que, durante su capitanía, tuvo que enfrentarse no a uno, ni a dos, sino a tres reinicios, los que supusieron el ‘One More Day‘, el arranque de la etapa de ‘Superior Spiderman‘ y el regreso de esta a la «normalidad» que tuvo a ‘Nación Duende’ como vehículo.

En todo ello, Slott se mostró infinitamente versátil e invadido por una creatividad sin límites que, creo, encontraban en la versión Superior del personaje su punto más álgido e inspirado: hacer que la mente de Otto Octavius ocupara el cuerpo de Peter y conducir al héroe por derroteros nunca antes explorados — ni siquiera cuando Spidey compartió esencia con el simbionte se llegó a explorar tan de cerca y con tanto virtuosismo el lado oscuro del personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko— fue un golpe de efecto de una genialidad tan extrema que, como bien apunta Julián M. Clemente en su espléndido texto introductor, muchos hubiéramos querido que esta fase en la etapa Slott se prolongara más de lo que finalmente lo hizo.

Pero todo lo que empieza tiene que terminar, y si lo hace arropado con los espectaculares fuegos de artificio que aquí ofreció el guionista junto a Christos Gage y el talentoso Giuseppe Camuncoli, pocas quejas podemos interponer: el endiablado ritmo que adquiere el arco argumental, el perfecto equilibrio entre acción y exposición, la poética forma en la que Peter recupera el control de su cuerpo y las muchas semillas que se plantan aquí para el futuro de la colección hacen de ‘Nación Duende’ una coda espléndida de una idea que nos cogió a todos con el paso cambiado pero que, insisto, vista desde la distancia, es una de las mejores que ha pasado por una cabecera que, a día de hoy, no ha sabido encontrar en Nick Spencer el sustituto a la altura de Slott que habríamos deseado para Spiderman. ‘Nuff said!!!!!

Spiderman Superior. Nación Duende

  • Autores: Dan Slott, Christos Gage y Giuseppe Camuncoli
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 184 páginas
  • Precio: 18,05 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.