Spiderman peregrina a Jerusalem [Frikada de la Semana]

Spiderman en el Muro de las Lamentaciones
*El Muro de las Lamentaciones* es el lugar más sagrado del judaísmo, pues según la tradición judía es lo único que queda en pié del Templo de Jerusalem. Hasta allí acuden judíos de todo el mundo, a lamentar la destrucción de la ciudad y la Diáspora, a dejar un papelito con una plegaria, y a rezar por la reunión de los judíos, la reconstrucción del templo y la llegada de su mesías.

*Al perecer, Peter Parker es judío*. Así que aquí podemos verle ocultando su identidad secreta, como *Spiderman, rezando frente al Muro de las Lamentaciones*.

No sabemos si se pagó el mismo el viaje, o si aprovechó que Jonah Jameson lo envió a cubrir alguna noticia. Es posible que le haya cargado las dietas al Daily Bugle, quién sabe. No me negaréis que es una estampa curiosa.

Vía | MiBrújula
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en