‘SP4RX’, un futuro perdido en el ciber espacio

Es bien evidente si tan sólo nos acercamos de manera tímida a lo que ponen en circulación al cabo del año, que los chicos de La Cúpula han hecho de lo alternativo su mirada editorial. Tanto es así, que tan sólo ver la portada de un volumen uno es capaz de saber si se trata de uno de sus vástagos o no, una cualidad ésta que habla con contundencia de la fuerte personalidad que la casa barcelonesa ha sabido cultivar a lo largo de las cuatro décadas que, si nadie lo impide —y esperemos que nadie lo haga— cumplirá el próximo año cuando, suponemos, celebrarán por todo lo alto la aparición del primer número de la mítica ‘El Víbora’.

Como quiera que todavía queda mucho para tales fastos, centremos nuestra atención en este ‘SP4RX’, una historia de ciencia-ficción firmada por el estadounidense Wren McDonald cuya personalidad «indie» la hacía obvio blanco de las miras de la editorial. En ella, McDonald tira de ciertos arquetipos del género —y de esa vertiente del mismo tan cultivada en los ochenta que fue el cyber-punk— y nos traslada a un futuro indefinido en el que una corporación llamada Structus controla a la población de Avalon, la ciudad ficticia en la que transcurre todo, bajo un sistema perfectamente estratificado a cuyos niveles más bajos, nada más comenzar la narración, está a punto de ofrecérseles la oportunidad de unirse al programa de eficiencia cibernética ELPIS, un programa que permitirá a las clases trabajadoras desarrollar jornadas laborales de 36 horas para, así, garantizar el bienestar de sus familias. Pero, Sp4rx, el rebelde protagonista, no se traga nada de la parafernalia publicitaria que rodea a ELPIS y sus sospechas le llevarán a colisionar con un grupo de insurgentes que, cómo no, quieren derrocar al sistema.

Sólo en esa breve sinopsis pueden identificarse sin problemas algunos de los muchos lugares comunes del sci-fi en los que ‘SP4RX’ se mueve con mayor o menor convicción, logrando McDonald construir un futuro que, como siempre en las mejores historias del género, sirve de mordaz crítica a nuestro presente. Pero, ay, dicha mordacidad se pierde, aunque no del todo, en un discurso algo fragmentado en el que parece imperar la casualidad, hilvanando el artista con ese sencillo estilo gráfico que parece recién salido de un fancine —nada malo en ello, cuidado—, pequeños capítulos ora conexos, ora inconexos con la globalidad del volumen. Con todo, una lectura muy simpática que aborda con un cínico sentido del humor la siempre problemática relación entre el hombre y el abuso de la tecnología.

SP4RX

  • Autores: Wren McDonald
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 118 páginas
  • Precio: 13,20 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.