‘Sordo’, la locuacidad del silencio

Vivimos en un mundo abotargado por el ruido ambiente. Un mundo que nos ahoga en sonidos, a veces estridentes, a veces armónicos, en ocasiones ensordecedores, en otras imperceptibles. Ya sea el tráfico, las voces a gritos de los vecinos, la lavadora centrifugando, la risa de nuestros hijos, el eventual coche que pasa por delante de nuestro balcón compartiendo el reggaeton de turno o la música que escupen los altavoces de nuestro ordenador —mientras escribo esto en los míos suena ‘The New Moon in the Old Moon Arms’, una composición de corte clásico escrita por Michael Kamen—, el sonido forma parte tan vital de nuestro discurrir diario, que pensar que no tenemos acceso a él, que nuestro sentido de lugar y del equilibrio desaparecen sin más, es una de esas ideas terribles que uno se ve en la obligación de desechar en cuanto aparecen por su imaginación.

Conscientes de ellos, de la humana necesidad de conectar con lo que nos rodea a través de la información que llega a nuestro complejo aparato acústico y de lo que supone estar privados del acceso a la ingente cantidad de información sonora que, de manera inconsciente, procesa nuestro cerebro, la propuesta que David Muñoz y Rayco Pulido —el flamante ganador de la edición de 2017 del Premio Nacional del Cómic gracias a la espléndida ‘Lamia’— nos hacían llegar hace una década, y que ahora Astiberri recupera en una nueva edición con un par de páginas más, renovada rotulación y extras, es, desde su ambientación lejana en 1942, toda una lección de elocuencia gráfica que nos pone en la piel de Anselmo, un miliciano republicano que, intentando sabotear un puente, pierde por completo el oído debido a la detonación.

Comienza entonces un viaje de supervivencia que recuerda por momentos a ‘El renacido’ —aunque sería al contrario, claro, dado que el filme de Iñarritu fue posterior— por la vuelta a lo salvaje a la que, en cierto modo, someten los autores a su protagonista. Despojado no sólo de la capacidad de oír sino de la posibilidad de continuar con su vida perseguido como está por la guardia civil, el progresivo deterioro de lo que hacía humano a Anselmo lo va convirtiendo en una bestia primitiva que hará lo que sea por vivir un día más, aunque sea en completo silencio.

Ausente de palabra en más o menos un 80% de la lectura, ‘Sordo’ descansa sobremanera de forma más que obvia en la eficacia de Pulido en la narración secuencial. Una habilidad que aquí se muestra a prueba de bombas y que, desnuda del cayado que suponen los textos de apoyo o los diálogos, obliga al artista a destilar en su forma más pura el lenguaje del cómic. El resultado de dicho proceso son unas páginas portentosas que manejan a su antojo el paso del tiempo, que nos llevan de la mano a observar sin adornos ni artificios el descenso a su yo más primario de un protagonista que se antoja tan veraz como pudiera serlo cualquier abuelo nuestro que hubiera sufrido los horrores de la guerra y la posguerra y que, en última instancia, se elevan indiscutibles como algunas de las mejores que han salido de la mano del autor canario.

Uno de esos días

  • Autores: David Muñoz & Rayco Pulido
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 80 páginas
  • Precio: 13,30 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.