‘Soldado de invierno. La caza de la Viuda Negra’, el fin de una serie espléndida

Soldado de invierno portada

Segunda fase de la despedida de Ed Brubaker de un personaje que gracias a él pasó de ser una incomodidad para Marvel a convertirse en el epicentro de muchos de los eventos que la editorial ha ido poniendo en pie en los últimos años, este segundo volumen de ‘Soldado de invierno’ sirve al escritor para dar el cierre definitivo a lo que iniciara en las páginas de ‘Capitán América’ hace ahora nueve años. Por aquél entonces Brubaker volvía a poner en boca de todo lector de cómics de superhéroes al alter ego de Steve Rogers gracias a un golpe de efecto que, con el tiempo, sigue pudiendo contemplarse como una idea brillante: traer de vuelta a Bucky Barnes y convertirlo en un letal asesino al servicio de las fuerzas comunistas que tendrá que vérselas de frente con su antiguo compañero de fatigas durante la Segunda Guerra Mundial.

Después de todos estos años y de los muchos acontecimientos que han transcurrido en la cabecera del Capi (con Bucky asumiendo el emblemático manto de su amigo tras el asesinato de éste) el paso de manos de la serie del escritor a su compañero Rick Remender se convertía, como decía, en el primer escalón del adiós que se produce en estas páginas que hoy nos ocupan, unas páginas en las que Brubaker continúa lo que pudimos leer allá por finales de 2012 en el primer volumen recopilatorio publicado por Panini y que sigue al atormentado héroe mientras intenta rescatar a Natasha Romanov de las garras de un asesino que la secuestrado con un único objetivo: lavarle el cerebro y volver a convertirla en una asesina despiadada que olvide por completo la relación amorosa que la unía a Barnes.

Soldado de invierno interior

Con los dibujos de ese digno sucesor de Steve Epting que es Butch Guice, el entramado que Brubaker va deshilvanando poco a poco concluye en uno de esos finales que a uno se le quedan grabados, dejando a la Viuda Negra y a Bucky en una posición completamente distinta a aquella en la que se encontraban al inicio de la serie. Y lo que de éste hecho se deriva es una de las grandes fortalezas de una lectura espléndida, el que los personajes evolucionen de manera coherente y creíble y que, de cara al futuro, se puedan observar las consecuencias directas de lo que aquí se plantea.

Completado el grueso volumen con una mini aventura guionizada por Jason Latour y dibujada por Nic Klein, esta segunda y última entrega de ‘Soldado de invierno’ ya ha encontrado respuesta inmediata en el Universo Marvel actual gracias a la nueva serie que Nathan Edmonson y Phil Noto están dedicando a Natasha Romanov, una lectura la mar de entretenida (al menos en los cuatro números que hemos podido disfrutar hasta la fecha) y en cuyas páginas esperamos poder ver cuanto antes mejor a ese hombre con un brazo metálico que tan buen complemento de la espía resultó ser de mano de un guionista que estuvo en estado de gracia durante casi una década.

Soldado de invierno. La caza de la viuda negra

  • Autores: Ed Brubaker, Jason Latour, Butch Guice y Nic Klein
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas:224
  • Precio: 18 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.