‘Skybourne’, Cho unleashed

Que Frank Cho se prodigue tan poco como lo hace siempre es motivo de lamentaciones por parte de este redactor: escasos son los dibujantes que hay en el panorama actual estadounidense que entiendan como lo hace él la anatomía humana en general y la femenina en particular; que atesoren una capacidad asombrosa para capturar en sus planchas un sentido arrebatador de la épica; que sepan combinar ésta con un humor descacharrante en una misma viñeta o, por supuesto, que confieran a sus personajes el infinito rango de expresividad que el artífice de ‘Liberty Meadows’ ha demostrado ser capaz de insuflar a todos y cada uno de sus personajes —y eso, por no hablar, de que, con un lápiz en la mano, Cho es capaz de crear auténticas obras de arte.

Así las cosas, cualquier obra suya es recibida como agua de mayo por servidor por más que, como sucedió con la publicación original de esta ‘Skybourne’, para completar sus cinco números Mr. Cho se lo tomara con suma calma y tardara la friolera de ¡¡dieciocho meses!!. Lapsos de tiempo sumamente dilatados al margen, lo que el artista ofrece con esta miniserie publicada originalmente bajo el blasón de Boom! es una aventura en la que se mezcla fantasía y magia con violencia a raudales y en la que Excalibur, la legendaria espada del Rey Arturo, tiene un protagonismo fundamental.

Tan fundamental como el que también acarrea el villano de la función, un Merlín que, buscando venganza, planea desatar sobre nuestro planeta las fuerzas devastadoras de clara inspiración “Lovecraftiana” que se encierran tras unas enormes puertas en la base de una montaña de los Alpes suizos, lugar donde tiempo atrás uno de los tres hermanos Skybourne construyó una base para acumular objetos y criaturas mágicas. ¿Que quiénes son los hermanos Skybourne? Pues nada más y nada menos que los tres hijos inmortales de Lázaro, aquél que, según la Biblia, fue resucitado por Jesús.

Con este planteamiento de base y, como digo, mezclando géneros como ya le hemos visto hacer en otras ocasiones —en ‘Shanna’ o, junto a Jeph Loeb, en ‘Nuevos Ultimates’—, lo que ‘Skybourne’ propone es un divertimento de primer orden, dibujado de manera maravillosa, espectacular y portentosa —me añadan ustedes aquí cuántos epítetos quieran— y cuya lectura se pasa en un maldito suspiro dejándonos, sin lugar a dudas, con ganas de muchísimo más. Considerando como termina todo, y lo muy abiertas que deja Cho las puertas a que la historia pueda continuar, por los derroteros que le plazcan, sólo cabe esperar que, en algún momento indefinido del futuro, el artista retome, en un segundo arco, las estimulantes aventuras de tan carismáticos personajes.

Skybourne

  • Autores: Frank Cho
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 144 páginas
  • Precio: 17,10 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.