‘Sin Título’, sin palabras

Sin titulo portada

La carrera que Cameron Stewart se ha estado labrando a lo largo de los años está plagada de aciertos por lo que resulta extraño que no sea considerado a día de hoy como uno de esos artistas que, tan pronto anuncia nuevo trabajo, internet empieza a ser un hervidero de noticias al respecto. Batman y Robin, Assassin´s Creed, Seven Soldiers, Seaguy, Superman o Los Invisibles son tan solo una muestra de lo que este canadiense lleva en las espaldas, eso sin contar historias algo más intimistas y adultas como esa maravilloso drama bélico titulado El Otro Lado.

Teniendo en cuenta este currículo no debería coger por sorpresa todo lo que se está hablando de Sin Título, un webcomic que el autor ha estado publicando durante dos años y que Dark Horse tuvo a bien recuperar en papel en una maniobra editorial que ha puesto al autor, por fin, en la boca de aficionados y crítica. Una historia absorbente que no dejará a nadie indiferente, un “pasapáginas” de los de toda la vida, una vez abierto el volumen no se podrá soltar hasta haber devorado las 168 páginas que lo conforman. Pero, ¿de qué va Sin Título?

Sin titulo interior

No esperen que servidor hable lo más mínimo acerca de una trama llena de misterios e interrogantes que a medida que avanza se hace más intrincada e inexplicable lo que coloca al lector en una posición de desubicación de lo más placentera. Todo empieza con el descubrimiento por parte de Alex Mackay de una fotografía en la que aparece su difunto abuelo junto a una joven desconocida. Esto es lo único que necesitan para adentrarse en una espiral vertiginosa de traiciones, asesinatos y encuentros oníricos, donde nada es lo que parece y ninguno de los personajes que deambulan por este particular guión son de fiar.

Un neo-noir espeluznante, un cocktail donde Stewart mezcla con precisión algo del David Lapham de Balas Perdidas, un chorrito de Charles Burns y unas gotas de Daniel Clowes, eso es Sin Título. Un puzle en el que las piezas van cambiando de una página a otra y muchas veces nos preguntaremos si la realidad que nos muestra el autor es así o por el contrario entra en juego la subjetividad de la percepción. Desde aquí no podemos hacer otra cosa nada más que recomendar encarecidamente la lectura de una obra que al final del año ocupará un lugar privilegiado en las consabidas listas de “Lo mejor del 2014”. Pónganse a ello ahora que aún queda mucho hasta diciembre. [A]

Sin Título

  • Autores: Cameron Stewart
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 168
  • Precio: 16,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.