‘Silvio José: Destronado’, Chisparritas, Fernandezsa y cintas de Steven Seagal

SilvioPortada

No es la primera vez, y esperemos que no sea la última, que el nombre de Paco Alcázar se deja ver por esta sección de reseñas y el mensaje no ha diferido mucho desde la primera vez. Ya sea con sus obras más personales como por las más ¿comerciales?, Alcázar debe estar en todas las listas de autores a tener en cuenta cada vez que publique un nuevo trabajo como es el nuevo volumen recopilatorio de su creación más odiosa y mordaz, ‘Silvio José Destronado‘.

Algo digno de estudio es cómo consigue el autor hacer de un ser tan despreciable y execrable como este tipo de 45 años, alguien del que terminemos casi siempre sintiendo lastima y, en contadas ocasiones, sentirnos identificados con su lamentable comportamiento, cosa que resulta bastante preocupante. Alcázar lo consigue y lo hace provocándonos carcajadas con cada una de sus viñetas pobladas de ingeniosos diálogos y divertidos monigotes que en más de una ocasión ha asegurado que calca ante la imposibilidad de recordar cómo se dibujan.

SilvioPagina2

Para quien no esté familiarizado con este particular personaje, Silvio José es un ser de 45 años que vive con su padre, se declara alérgico al trabajo, su alimentación es a base de lo que él considera comidas divertidas (salchichas Chisparritas y Panteras Rosa) y sus únicos hobbies conocidos son los videojuegos de la Segunda Guerra Mundial y hacer la vida imposible a todo aquel que se cruce en su camino.

A partir de este personaje principal, Alcázar ha conseguido crear un microuniverso con su propio lenguaje y normas, explícitamente autorreferencial y que, gracias a este carácter universal y despiadado, lo ha poblado con una serie de secundarios que enriquecen aun más las aventuras del indeseable bigotudo: el profesor de autoescuela escritor de poemas infantiles, Sebastián Cubero, Berta, la madre de Silvio José que ha conseguido escapar a la vida de sufrimiento que le esperaba, Federico Tejada, amigo de Silvio que actúa siempre movido por las ocurrencias de su inseparable Geyperman de la suerte.

SilvioPagina

El hilo conductor de las tiras contenidas en S.J. Destronado es tan simple como dañino para la filosofía de la serie: el padre de Silvio José ha encontrado el amor y es precisamente este nuevo personaje quien decida que el momento de que el hijo abandone el nido ha llegado. ¿Pero si esa es una de las premisas de la serie que más momentos hilarantes y delirantes ha proporcionado? Con este sencillo movimiento todo se reinventa para adquirir nuevas tonalidades y para ello el elenco de personajes sigue creciendo: Isabel, candidata a actriz que acepta a Silvio como compañero de piso, Sr. Yoyoyowitz, un gitano portugués caníbal, Gerardo Hidalgo, arquitecto antes adicto a las cortezas de cerdo y ahora a la heroína.

Un paso más en la evolución de una serie que poco a poco se ha convertido en un retrato de las miserias más bajas del ser humano y que, pese a quien le pese, cada vez se parece más a la realidad que nos ha tocado vivir aunque un poco más distorsionada para arrancarnos un buen puñado de risas algo en lo que Alcázar se ha erigido como el maestro que es. Sublime.

Silvio José: Destronado

10Carcajadas Despiadadas
  • Autores: Paco Alcazar
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 104
  • Precio: 18,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.