Si Cars de Pixar fuese real…

Rayo McQueen debería que tener una anatomía parecida a esta. O eso es lo que debió pensar el ilustrador Jake Parker cuando empezó a divagar tratando de encontrar algún sentido al mundo creado por Pixar en su película Cars.


Según Parker, la película presenta estos coches con ojos de coloridos iris y bocas con blancos dientes que no lograba encajar en su mente, así que decidió ponerse manos a la obra para aclarar donde termina la máquina y empieza la carne. Por supuesto, existe cierto «vacío legal» en el apartado reproductivo (pobre Sally) pero no hay que olvidar que al fin y al cabo se trata de una película para niños… que no puede faltar en la estantería de ningún adulto.

Vía | Cartoon Brew
Imagen | Inside Lightning McQueen

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en