‘Secret Wars II: Círculo Cerrado’, despedida, cierre y secuela del clásico evento

SecretPortada
Menudo mérito tiene Panini al recuperar una saga tan extensa como son las Secret Wars 2, uno de esos eventos que se extendió por casi todas las colecciones que Marvel publicaba en aquel momento. Más, teniendo en cuenta, que se trata de un material que nunca llegó a poner de acuerdo a los aficionados en lo referente a la calidad del mismo. Sea como fuere nadie le puede reprochar a la editorial la cuidada y lujosa publicación de unos tebeos que apelan directamente a la nostalgia más primaria e incontrolable. Unos comics que posiblemente no sean los mejores que podamos leer pero que despertarán unos recuerdos que ayudarán bastante a disfrutarlos más.

El punto de partida de esta segunda entrega, Secret Wars II: Círculo Cerrado, continua justamente donde se quedó la primera, con un Todopoderoso bastante frustrado y enfadado con los humanos. Tal y como le indicó el Hombre Molécula, el omnipotente personaje vivió todo tipo de aventuras de la mano de humanos y héroes con el fin de familiarizarse con toda una nueva especie. Sin embargo la experiencia no ha sido todo lo satisfactoria que podría esperar ya que la vileza de algunos actos son incomprensibles incluso para alguien de su poder.

Owen Reece, el mencionado Hombre Molécula, y su mujer Volcana parecen ser los únicos amigos del Todopoderoso, los únicos en los que parece confiar. Pero toda dará un vuelco al proponerle Reece una especie de sesión terapéutica donde llegar hasta los orígenes del poderoso ser. Los resultados, de nuevo, no son los esperados y la situación comienza a ponerse bastante tensa y peligrosa. El Todopoderoso, en un ataque de furia, empieza a mostrar una actitud bastante agresiva frente a los héroes de la Tierra y sean Vengadores o mutantes (Patrulla X, Nuevos Mutantes).

Este cambio en la situación nos llevará de manera irremediable a los primeros combates entre El Todopoderoso y los súper héroes que decidan plantarle cara donde todos ellos fracasarán ya que la diferencia entre unos y otros es aplastante. Ni siquiera Rachel Gray, portadora de la fuerza Fénix, será capaz de parar a la invencible entidad. Antes de llegar al combate definitivo con Los Vengadores, narrado de manera sobresaliente por Roger Stern y John Buscema, podremos presenciar algunos cruces bastante interesantes como son los de Spiderman y Los 4 Fantásticos. El protagonizado por la Primera Familia nos recordará algunos momentos memorables de la primera parte de la saga donde se las verán con el Doctor Muerte. El trepamuros, por su parte, tendrá que enfrentarse contra algunos fantasmas personales debido a un sórdido juego ideado por Mefisto.

SecretPagina2

No terminan aquí las sorpresas ya que Panini ha lanzado la que es, sin lugar a dudas, la edición definitiva de Secret Wars, y no podía faltar Beyond, una miniserie publicada en el 2006 y firmada por Dwayne McDuffie y Scott Kollins en la que un grupo de héroes y villanos visitaban el planeta del Todopoderoso. Una alineación de lo más heterogénea donde podemos encontrar a Veneno, Gravedad, La Avispa, Ave De Fuego o Kraven El Cazador. Una lectura bastante entretenido y completa un volumen que hará las delicias del aficionado al material clásico.

Quizás estas Secret Wars II no tuvieron el éxito y la repercusión de las primeras pero su publicación en un país como el nuestro que históricamente siempre ha sido “más Marvel” se antojaba casi obligatorio ya que, recordemos, desde que aparecieran las grapas de Forum allá por 1985, todos estos comics permanecían inencontrables. Ahora es el momento ideal para disfrutar de una historia cargada de lo mejor y lo “menos mejor” de la Marvel ochentera, unos tebeos cuyo valor histórico nos harán darnos cuenta de donde vienen todos los eventos en los que se ven sumidos los tebeos actuales de La Casa de las Ideas.
[Grade — 8.00]

Secret Wars II: Círculo Cerrado

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 616
  • Precio: 39,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.