Se disfraza de Hulk y se queda verde [Frikada de la Semana]

Paulo Henrique dos Santos, verde y cabreado Paulo Henrique dos Santos, verde y cabreado

Con más retraso del perdonable, llegamos a una nueva entrega de la Frikada de la Semana. El protagonista de hoy es Paulo Henrique dos Santos, que vive en Río de Janeiro. Es nadador, atleta y cantante. Como gracia, decidió aparecer en una competición disfrazado de Hulk. Utilizó una pintura corporal verde… y cuando fue a quitársela, no pudo.

Durante la prueba, todo fue risas y felicitaciones por parte del público y el resto de competidores, todo un éxito. Utilizó un maquillaje específico para disfraces, dos botes completos. Pero cuando decidió lavarse, llegó la sorpresa.

Tras varias horas en la ducha, frotando con jabón, esponja y hasta una escobilla, el maquillaje estaba tan incrustado en su piel que el color verde no desaparecía:

Me pasé horas en el baño tratando de sacar este maquillaje y nada. Tuve que pedirle ayuda a mi novia. Y la tinta no ha disminuido. El producto se impregna en el cuerpo, y no sale aunque la frote con jabón

El siguiente paso va a ser demandar al fabricante, por la excesiva efectividad del producto, y a la tienda donde lo compró, por no informarle adecuadamente. Desconocemos si, días después del evento, Paulo ha recuperado su color natural, o si ha conseguido calmarse. Al contrario que Bruce Banner, pensamos que sólo cuando recupere su color recuperará la compostura.

Paulo no está para bromas Paulo no está para bromas

Vía | Diario Panorama
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en