‘Sandman. Los cazadores de sueños’, sublime

Sandman. Cazadores portada

Con el grueso de la colección y sus innumerables (y apasionantes) pormenores cubiertos en las diez reseñas que mi compañero Mario le hizo a los volúmenes editados recientemente por ECC (pinchad en el TAG de Sandman…él os llevará a todas y cada una de ellas) cabría preguntarse si queda algo por decir de una de las series más determinantes e influyentes que ha conocido el mundo del cómic, probablemente el mejor ejemplo de maridaje entre narrativa y arte secuencial que ha caído en nuestras manos y, por supuesto, uno de los vehículos fundamentales por el que cualquier lector debería transitar en un momento dado de su trayectoria hacia la madurez «tebeofílica». Y por más que éste breve puñado de pinceladas arrope una ingente cantidad de reflexiones, éstas no son nada si las comparamos con lo que la lectura de los setenta y cinco números del Opus Magna de Neil Gaiman llega a transmitir.

Ahora bien, si eres de los que se lo piensa mucho antes de abordar una lectura tan amplia y compleja como ‘Sandman’. Si siempre has tenido tus dudas acerca de la validez auténtica de la historia de Morfeo (nada que ver con el de ‘Matrix’, cuidado…ya quisieran los Wachoswki). Y si el desembolso de los 180€ que suponen los diez volúmenes publicados por ECC se te antoja empresa poco posible pero quieres adentrarte en el universo imaginado por el guionista británico, entonces, ‘Los cazadores de sueños’ es la oportunidad perfecta para descubrir por qué, una y otra vez, los que nos dedicamos a esto de escribir sobre cómics, insistimos en la grandeza de una cabecera para la que, en muchas ocasiones, no existen calificativos que puedan estar a la altura de la originalidad que en ella se derrocha de principio a fin.

Novela escrita por Gaiman con motivo del décimo aniversario de la creación que fue máxime artífice en el alumbramiento del sello Vertigo, ‘Los cazadores de sueños’ (que se mueve en el ambiente del Japón feudal) fue adaptada por P.Craig Russell una década más tarde tras llevar dos lustros con la esperanza de poder plasmar en lenguaje secuencial las bellísimas y poéticas ideas con las que el de Portchester había ampliado aún más si cabe la vasta iconografía que construyeron la miríada de artistas que, con Russell incluído (al él le debemos ‘Ramadán’ y uno de los capítulos de ‘Noches eternas’), dejaron su impronta en las páginas de ‘Sandman’.

Sandman. Cazadores interior

Pudiendo acercarse a ella con la tranquilidad de estar ante una lectura completamente autocontenida que no necesita de ningún conocimiento previo de todo aquello que se nos relató en el cuerpo de la serie, es no obstante desde ésta desde donde (bajo el punto de vista de servidor) mejor puede llegar a apreciarse el singular alcance de las 144 páginas que componen ‘Los cazadores de sueños’. No en vano, cualquiera que conozca de forma íntima lo planteado por Gaiman, reconocerá planteamientos y esquemas que el escritor ya aplicara a los arcos argumentales que componen ‘Sandman’. De hecho, tal es la perfecta imbricación de la presente historia con todo lo que se desarrolló en su momento que esta novela gráfica podría haber sido, sin ningún tipo de estridencia, uno más con ‘Las benévolas’ o ‘Estación de nieblas’, por poner dos ejemplos.

Y si a alguien debemos tal hazaña, más allá de a su artífice originario, claro está, es a la voluntad de P.Craig Russell de enhebrar unas páginas de una belleza sin par que van mostrando a un artista de unas capacidades soberbias desde cualquier punto de vista que quiera considerarse: ya estemos hablando de la limpieza de su trazo; ya del mimo y cuidado por la ambientación y los detalles; ya de la extrema elegancia con la que se «mueven» sus personajes o de la delicadeza que demuestra en la composición de las páginas; ya lo hagamos del espectacular tratamiento del color (con esas gamas texturizadas que aportan al relato un sabor inequívocamente diferente) o de la precisión del ritmo narrativo…da igual lo que queramos analizar que la conclusión es categórica, el trabajo de Russell está a OTRO nivel.

Un nivel al que sólo tienen acceso momentáneo algunas figuras puntuales de esta disciplina artística que es el cómic y que, en última instancia, determina el talante MAGISTRAL del volumen que hoy ocupa nuestra atención. ‘Sandman. Los cazadores de sueños’ es, sin remisión, lectura obligada por todo aquél que alguna vez haya soñado. Y sí, considerando que está en nuestra condición el hacerlo casi todas las noches, mis palabras no podrían estar revestidas de mayor claridad: «todo el mundo» (todo el mundo lector, se entiende), iniciado o no en el noveno arte, debería dar una oportunidad a un volumen que, desde ya, se cuenta entre los mejores que he tenido la oportunidad de leer a lo largo de mi extensa trayectoria comiquera.

Sandman. Los cazadores de sueños

  • Autores: Neil Gaiman & P.Craig Russell
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 144 páginas
  • Precio: 15,95 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.