‘Rumble Volumen 5: Cosas Remotas’, el tierno y gentil Rathraq

Hace poco la editorial Astiberri hacía público el avance anual de todo lo que nos llegará del mercado estadounidense, una serie de títulos cuya variedad temática es tan grande como la calidad que destilan cada uno de ellos. Cosas como “Heathen”, “Ether”, “Gideon Falls”, “Black Hammer”, “Ascender”, “Sex Criminals” o “Essex Country”. Casi todas ellas continuaciones de algo de lo que ya hemos podido catar alguna muestra, al igual que esta nueva entrega de la cabecera firmada por John Arcudi y nuestro David Rubín, un tipo que no sabemos muy bien de dónde saca tiempo para poder facturar tantas páginas y, encima, de la calidad que son. ‘Rumble Volumen 5: Cosas Remotas’ sigue rescatando el segundo volumen USA de la serie y, al igual que los anteriores, no puede dejar mejores sensaciones tras su lectura. ¿Qué tendrá este dios espantapájaros para encandilarnos de la manera que lo hace sin inventar nada nuevo? El hecho de que guionista y dibujante sean dos pedazos de artistas puede que tenga algo que ver.

Vamos a acompañar pues a nuestro viejo conocido, Rathraq, en su interminable búsqueda por traer de vuelta su corazón inmortal. Arcudi no pierde el tiempo y, a la misma vez, aporta nuevos datos sobre el pasado del protagonista, algo que contrasta con su actual situación, mucho más noble de lo que era antes de empezar con su odisea personal. Esta vez la acción se traslada hasta una isla habitada por todas aquellas deidades que eligieron permanecer en la Tierra tras la cruenta batalla contra los demonios Esu. Un emplazamiento ideal para hacer memoria y recordar aquellos días tranquilos en los que, junto a su esposa Ishia, la vida era mucho más placentera y pacífica. Viendo que la belicosidad de números anteriores se ve aparcada por momentos y aquí se tira un poco de romanticismo, el bueno de Rubín se saca de la manga una de sus portadas favoritas, una preciosidad en la que rinde homenaje a “El Beso” de Gustav Klimt pero añadiendo ciertos matices “monstruosos” que la hace más personal y única.

Cerramos de esta  manera la aventura que ha estado ocupando la serie desde hace algunos meses y se abre una nueva en la que Rathraq se alía con un antiguo enemigo, el hechicero Cogan, para intentar arrojar algo de luz a unos misteriosos asesinatos en los que alguien con la apariencia de nuestro valeroso héroe está matando a un buen número de Esus. Se crea en este momento un nuevo vínculo entre ambos personajes, aparece un sentimiento de comprensión por ambas partes basada en el sufrimiento de cada uno de ellos. Arcudi da un paso adelante y, paralelamente al avance de las tramas, nos enseña una nueva versión de Rathraq, más sensible, más comprensivo y más noble. Cualquiera no empatiza con un tipo así. Por su parte, David Rubín, nos entrega otra muestra más de su inagotable talento en forma de páginas apabullantes. Da igual lo que tenga que ilustrar, el nivel que exhibe en este volumen está al alcance de muy pocos. Escenas tranquilas de diálogos, de acción desenfrenada, criaturas deformes, tiernas y melosas como el almíbar…todo reto se le queda pequeño. Esperaremos la siguiente entrega con ganas y algo de ansia pero con el temor de estar alcanzando la numeración USA, lo que nos llevará a guardar cierta distancia en un futuro cercano. Paciencia, no hay otra ciencia.

[Grade — 8.50]

Rumble Vol.5: Cosas Remotas

  • Autores: John Arcudi
  • Editorial:Astiberri
  • Encuadernación:Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 18.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.