‘Rumble Vol.3: Cáscara Inmortal’, con paso firme

El nombre de John Acurdi, a un servidor, siempre le trae recuerdos de cierta criatura de piel verde enfundada en un flamante traje de color amarillo. Sí, esa Mascara que en su versión cinematográfica tenía la faz del genial Jim Carrey, supuso una primera toma de contacto con un guionista que años más tarde entregaría una de las series más interesantes que ha dado el comic de fantasía: AIDP. Un spin-off sacado del universo Hellboy, administrado mejor que bien por su creador Mike Mignola, y que a pesar del paso de los años no para de dar buenas historias y personajes. Es lógico y normal que Acurdi se haya sentido capacitado para emprender el vuelo solo, sin necesidad de nombres que avalen su valía a la hora de acometer nuevas series que empiecen desde cero. Tarea nada fácil si tenemos en cuenta el actual panorama editorial, plagado de títulos sobresalientes que ven la luz cada mes.

Dicho y hecho, junto a su colega dibujante James Harren y con Image de telón de fondo, se sacó de la chistera este Rumble cuya tercera entrega, ‘Cáscara Inmortal’ se puede disfrutar desde este mismo mes gracias a Astiberri, editorial patria que no puede tener más tino a la hora de elegir colecciones llamadas a convertirse en clásicos modernos (espero que se hayan hecho ya con esa maravilla llamada “Gideon Falls”). En este tercer volumen continúan las tramas llenas de fantasía en la que dos facciones de seres poderosos e inmortales se encuentran sumidas en una eterna lucha que parece no tener fin. Ahí nos encontramos con Rathraq, una especie de espantapájaros y dios guerrero cuya misión consiste en la búsqueda de su corazón, algo que le permitirá completar su antiguo cuerpo. No estará solo en esta empresa puesto que le acompañarán sus inseparables Bobby y Del, dos humanos que sin quererlo se han visto envueltos en esta pelea que, para qué negarlo, les viene algo grande.

Acurdi controla todas las situaciones a la perfección y dosifica la información con precisión milimétrica, sabiendo mantener el interés y el suspense a lo largo del volumen. En este tercer tomo continua todo lo visto en el segundo así que el nuevo arco argumental gira en torno a la sorpresiva recuperación de la madre de Bobby y las decisiones que Rathraq tendrá que tomar. Una historia que va creciendo poco a poco y se va haciendo cada vez más grande, demostrando el guionista de Connecticut que sabe perfectamente dónde quiere llevar a sus personajes y cómo quiere que lleguen. A los lápices nos encontramos a un James Warren cuyo estilo no puede ser más dinámico y divertido a la vista. Su trazo electrizante nos muestra escenas en las que no faltan demonios y horribles criaturas envueltas en continuas peleas y, justo cuando pensábamos que ya lo había dado todo, nos llega el último capítulo para dejarnos con la boca abierta. Desde aquí no podemos más que recomendar una serie original y tremendamente entretenida cuya mitología puede recordar a elementos de otras obras pero que, gracias al buen hacer de su guionista, es algo que pasaremos por alto.

[Grade — 8,50]

Rumble Vol.3: Cáscara Inmortal

  • Autores: John Acurdi y James Harren
  • Editorial:Astiberri
  • Encuadernación:Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 17.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.