‘Reunión’, la obra que confirma que el fanzine ‘¡Caramba!’ apuntaba demasiado alto para ser un simple fanzine

Reunión, bocetos de Manel Fontdevila

Hace unos meses una publicación arrasó en las redes sociales y medios especializados. Se autoproclamaba como un fanzine, pero tanto la edición que se gastaba como los autores que colaboraban estaban muy por encima de las posibilidades de cualquier fanzine. Esto causó bastante polémica entre los fanzineros españoles, que no terminaban de ver con buenos ojos que una publicación con tantos medios subiera tan a lo bestia el listón.

Hoy día todo el mundo puede autoeditarse. Si juntas a un buen número de profesionales (y muy buenos profesionales) del humor gráfico y a algunos expertos en el funcionamiento del mercado editorial, tendrás una publicación superior a muchas de las publicaciones de las «grandes editoriales». Claro está, los humildes fanzineros del país se quejarón de que a esta magnifica obra le llamasen fanzine.

‘¡Caramba!’ vio la luz con una pequeña tirada de 333 ejemplares (creo recordar). Se agotaron antes de que pudiésemos reaccionar, así que sacaron una segunda edición de 666 ejemplares (soy el orgulloso poseedor del número 539). El producto en general es muy bueno, y no solo hablo de la publicación en si. La facilidad para adquirirlo desde la web me fascinó. Y lo mejor, en tres días lo tenía en mi casa. Así se hacen las cosas señores.

Estaba claro que esto no iba a quedarse ahí, así que hace unos días no enterábamos de la gran noticia: ya tenemos aquí ¡Caramba! editorial. Según dicen en su web seguirán sacando números de ‘¡Caramba!’, pero también publicarán obras de otros autores y todo lo que se les ocurra.

Para empezar esta nueva aventura editorial tienen ya a la venta ‘Reunión’, una libreta (sí, una libreta) de 180 páginas con bocetos de Manel Fontdevila. Estos bocetos consisten en dibujos inéditos de Fontdevila hechos a boli con ideas, apuntes del natural, chistes y demás ocurrencias. Por lo que he visto tiene buena pinta.

Reunión, bocetos de Manel Fontdevila

Más tarde, en diciembre, tienen ya planeada la publicación de un cómic de 72 páginas a color llamado ‘Let’s Pacheco! Una semana en familia’. Las hermanas Carmen y Laura Pacheco, las autoras, publican desde abril un webcomic llamado simplemente ‘Let’s Pacheco’. Lo que podremos comprar en la web de la editorial ¡Caramba! será una historia inédita realizada expresamente para la ocasión.

Y como he dicho antes habrá más ‘¡Caramba!’, el segundo número se publicará en 2012 y, por lo que dicen, tendrá un formato diferente al primer número. Pero no hace falta que esperemos más tiempo para darles nuestro dinero a estos autores que tanto se lo están currando (que en estos tiempos es lo que nos queda). En su web podéis encontrar ya a la venta un poster, un juego de láminas y camisetas.

Y aquí ya paro, que al final parecerá que me llevo comisión o algo. Y no es por ser pelota, pero entre lo entusiasta que puedo llegar a ser y que realmente creo que es una muy buena forma de hacer las cosas, tengo que quitarme el sombrero ante estos profesionales y su gran iniciativa. Desde Zona Fandom les deseamos lo mejor.

Nueva editorial | ¡Caramba!

Etiquetas

Adrik @adrikable

Adri Ortiz, el autor con aires de grandeza y ansias de poder (y de fama y gloria también), inicia su carrera friki en 1998 publicando junto a Antonio Jiménez un fanzine plagiario de nefasta calidad llamado ‘Fanjanter: El Plagio Definitivo’. Esta parodia del ‘Fanhunter’ de Cels Piñol tiene bastante existo y Adrik (nombre artístico del autor en homenaje a su ascendencia rusa) acaba uniéndose a David Llort para crear las tiras cómicas de ‘Fan Hell’, que serán la carta de presentación de este duo para entrar en Planeta y realizar los dos número de ‘Fanhunter: La Batalla de Montjuïc Redux’, allá por 2003. Cansados de ser viejas glorias, Adrik y Llort vuelven a la escena comiquera en 2010 rescatando las tiras de ’Fan Hell’. Gracias a esto el autor sevillano acabó metido de rebote en Zona Fandom y posteriormente en la Fancueva, donde da rienda suelta a sus conocimientos subculturales.

Compartir este Artículo en