Reengancharse a Spiderman: ¿misión imposible?

spidey.jpg

Después del pollo montado con la saga ‘One More Day’ y sus consecuencias, la continuidad de Spidey quedó por los suelos y las perspectivas argumentales no parecían augurar nada bueno. El caso es que yo llevaba ya bastante tiempo alejado de la actualidad arácnida, y el encontrarme con estos pitotes no hizo sino incrementar mis recelos de volver a pillarme un tebeo del lanzarredes.

Pero un día decidí liarme la manta a la cabeza y ponerme al día con ‘The Amazing Spiderman’, la única colección regular del personaje que queda en pie tras los tejemanejes de Quesada y compañía, que ahora se publica tres veces al mes. Empecé con una sosilla aventura con el Shocker como maloso en el número 579 y de ahí hasta el recién salido 593.

En la edición española de Panini todavía van por el 574, si no me equivoco, pero los que la sigáis a su ritmo no os preocupéis, que no voy a desvelar nada de la trama de los futuros números. Mi intención con este post solamente es resumir mis impresiones sobre estos tebeos de uno de mis personajes favoritos, aunque eso sí, a veces hará falta citar a algún personaje que irá apareciendo o el nombre de alguna saga, sin dar detalles, pero como no quiero chafaros nada, andad con cuidado si sois muy aprensivos.

El caso es que los primeros números que leí me dejaron muy muy frío. No tenían suficiente chispa, y las situaciones y los diálogos me sonaban a refrito más que a otra cosa. Por otra parte, el retorno de Peter Parker a su estado pre-Mary Jane no le ha devuelto la frescura que pretendían conseguir los guionistas de la serie, sino que lo ha dejado desfasado a los ojos de quienes llevamos leyendo sus aventuras bastantes años. Quizá los lectores más jóvenes le vieran su gracia, pero a los demás nos sonaba todo a historias ya contadas.

quesada.jpg

A pesar de todo, seguí adelante con la lectura, interesado especialmente por la saga ‘Character Assassination’, iniciada en el número 584, que prometía cerrar muchos de los cabos sueltos iniciados durante el último año de la serie. Sin ser tampoco una maravilla, lo cierto es que la saga me enganchó y consiguió que me llevara más de una sorpresa.

Por fin el guionista Marc Guggenheim hizo bien su tarea, y el hecho de contar con John Romita Jr a los lápices (que cada día me gusta más, incluso en la todavía flojeras ‘Kick-Ass’) dejó como resultado cinco números más un interludio que me zampé con bastante placer.

Así que entonces me encontré diciendo, ¡vaya!, parece que esto por fin empieza a arrancar. ¡Quizá no sea demasiado tarde para Spidey! Y tras un número de transición sin mayor importancia, un nuevo viaje de Spidey junto a Los 4 Fantásticos empezará a tener importantes repercusiones en su vida. Incluso se da un pequeño indicio de que… bueno, eso ya lo descubriréis a su debido tiempo.

El caso es que ahora mismo Spiderman está inmerso en una nueva situación en la que J J Jameson juega un papel que pocos podríamos esperarnos. Entre el baile de guionistas y dibujantes que supone esta prolífica periodicidad, destaca ahora la labor de Mark Waid, que ha vuelto a dotar a Spidey de cierto carisma que el resto de guionistas le han negado sistemáticamente, y sus diálogos vuelven a tener esa chispa que te arranca una sonrisa.

‘The Amazing Spiderman’ todavía tiene un regusto agridulce, pero lo que yo consideraba una misión imposible, resulta no haber sido para tanto. Sí, me temía que al personaje ya se le hubiera acabado el fuelle y que tendría que ponerme a desempolvar mis viejos ejemplares de Lee, Ditko y Romita Sr. Pero aún hay cierta esperanza, siempre que superemos la herida abierta por ‘One More Day’ (pero si sobrevivimos a la saga del clon, que a mi entender fue mucho más terrible y chapucera, esto también es posible).

Por ahora pienso seguir leyendo la serie. Todavía no estoy enganchado del todo, desde luego, pero reconozco que pillo con ganas cada nuevo ejemplar que llega a mis manos. Así que si estáis en la misma siuación que yo, pensando si darle una oportunidad o no a nuestro amistoso vecino, yo os animo a que lo hagáis. Eso sí, no os traguéis toda la morralla inmediatamente posterior a ‘One More Day’, sino que dejad unos cuantos números de margen, que es cuando la serie empieza a coger carrerilla de nuevo.

PD: Estos números también han valido para ratificar mi odio contra Tía May. ¡Qué vieja más odiosa, cansina e innecesaria! No perdonaré a Quesada hasta que, por lo menos, clave su cabeza en una pica en mitad de Times Square.

auntmay.jpg

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en