‘Rachel Rising 2. Tumbas invernales’, ¿lo mejor de Moore?

Rachel Rising 2

Fue una impresión que ya transmití de forma más o menos categórica cuando, en febrero del pasado año, comenté su primer volumen. Y hoy, al día con lo que la edición americana está dando de sí, y después de volver a disfrutar de los números reunidos en este segundo tomo publicado por Norma, no me queda más remedio que volver a hacer hincapié en la misma idea: el que al hablar de ‘Rachel Rising‘ lo estemos haciendo sobre lo mejor que ha salido de la fértil imaginación de Terry Moore hasta la fecha, superando con creces a la muy prolongada ‘Strangers in Paradise‘ y también a la soberbia ‘Echo‘.

Para aquellos que no hayáis seguido el enlace de la primera reseña, apuntar de forma breve que ‘Rachel Rising‘ es un cómic que, con el terror como telón de fondo y la brujería como McGuffin, sigue a Rachel, la protagonista, mientras trata de desentrañar el misterio de su muerte y resurrección y la escalada de hechos paranormales que invaden la apacible tranquilidad del pequeño pueblo de Manson. Junto a un elenco de personajes que son prueba palpable del dominio del artista estadounidense en la construcción de entes de cualidades tridimensionales (que alguno pudiera ser vecino o amigo nuestro es lo que afirma con más rotundidad la facilidad de Moore para la escritura de diálogos de gran credibilidad), lo que no obstante llama de forma poderosa la atención de ‘Rachel Rising‘ es, sin lugar a dudas, su ritmo.

Moore nunca se ha caracterizado por ir a trompicones en el desarrollo de sus obras (y buena prueba son las dos citadas anteriormente) y eso es algo sobre lo que la presente cabecera sigue insistiendo con más fuerza si cabe: al lector acostumbrado a la rapidez con la que se precipitan los acontecimientos en los cómics estadounidenses de mayor repercusión mediática aquí le espera una sorpresa monumental cuando se acerque a números en los que la trama avanza bien poco, deleitándose su máximo responsable en abundar en su magnífica construcción de “actores” con páginas y páginas de soberbios diálogos. Ello no significa, ni mucho menos, que los números llamados a hacer avanzar la acción a golpe de autoridad no existan, sino que el ratio entre éstos y los expositivos es bastante diferente al de, por ejemplo, cualquier colección DC/Marvel.

Jalonado por unas páginas en blanco y negro que potencian sobremanera la sobriedad y precisión del discurso narrativo de Moore y el hecho de que es ésta una historia destinada a paladares menos acomodaticios que los que pueblan de forma mayoritaria el mercado yanqui del cómic, no parece que (como si pasó con ‘Echo‘), el artista se halla fijado un tope de numeración para abandonar las calles y casas de Manson. Y eso, dada la grandeza de la colección, es una gran noticia que servidor no hace más que celebrar a cada nueva entrega de tan insigne relato.

Rachel Rising 2. Tumbas invernales

  • Autores: Terry Moore
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 248 páginas
  • Precio: 16,50 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.