‘Pólvora mojada’, viaje al Hamburgo de la posguerra

Tercer volumen que La Cúpula le publica a Isabel Kreitz tras ‘Haarmann. El carnicero de Hannover’ y ‘El caso Sorge’, ‘Pólvora mojada’ es, al mismo tiempo, el trabajo más ambicioso hasta la fecha de la artista germana y el que, a título personal, claro, menos me ha convencido de la terna; quizás no tanto por lo que concierne a las brillantes formas visuales en que Kreitz acomete la adaptación de la novela autobiográfica de Konrad Lorenz sino, más bien, por el hecho de que, por lo que se desprende de la lectura, ésta se antoja, en su traslado a viñetas, inadaptable.

Buena parte de esa personalidad poco dada a cambiar de medio narrativo recae en —y esto es quizás responsabilidad de Kreitz, no lo sé al no haber leído el texto original de Lorenz— las soluciones de continuidad que, de «escena» a «escena» plantea Kreitz: a lo largo de la lectura, que nos traslada a la Hamburgo de la posguerra, con sus mercados negros, sus padres que vuelven marcados por lo que vieron durante la Segunda Guerra Mundial, y sus hijos, que se criarán a caballo entre lo poco que recuerdan de los horrores de la contienda y lo mucho que anhelan descubrir nuevos mundos más allá de lo grisáceo de las cuatro paredes de su casa, se hace ostensible que las transiciones —ya entre viñetas, ya entre bloques narrativos— no son una herramienta sobre la que la artista tenga el mismo control que sí ostenta, por ejemplo, sobre la caracterización de personajes; y no será extraño encontrarnos intentando escudriñar qué diantres está sucediendo en una página que no hace de la claridad su máxima.

Sopesando tamaña carencia —para el que esto suscribe, como ya he afirmado en incontables ocasiones, la claridad expositiva es cualidad fundamental para valorar la validez de un tebeo— con el resto de valores que ofrece ‘Pólvora mojada’, la percepción final de la misma, lejos de ser negativa, se queda en una zona neutral gracias, ya a la comentada facilidad de la artista para dotar a sus lápices de una fuerte expresividad, ya a lo variado que resulta el calzarse los zapatos del Lorenz infante y recorrer las calles de Hamburgo. Un recorrido que, salvando las incuestionables distancias, nos devuelve en parte a la inocencia de la niñez y, sobre todo, al paso de ésta a la adolescencia. Es por ésto último que, salvando escollos, merece la pena acercarse a una novela gráfica capaz de trascender, no ya saltos geográficos, sino generacionales, y de generar una considerable empatía por aquellas gentes que, determinadas a mirar hacia adelante, consiguieron dejar atrás seis de los peores años de la historia de la humanidad.

Pólvora mojada

  • Autores: Isabel Kreitz & Konrad Lorenz
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 308 páginas
  • Precio: 26,50 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.