‘Pinkerton volumen 1’, detectives para la historia

En ocasiones, resulta muy complicado poner el dedo en la llaga de lo que no termina de funcionar —al menos a nivel personal, claro está— en un cómic determinado. Sin dar más rodeos, pongamos por ejemplo este primer integral de ‘Pinkerton’ publicado por Yermo el pasado mes de octubre: echando mano de ciertas licencias artísticas, muy propias de cualquier proyecto historicista que se precie, el álbum es una reconstrucción de algunos de los episodios que rodearon a la más famosa agencia de detectives privados con la que contó Estados Unidos durante el s.XIX y comienzos del XX —la empresa fue la compañía privada de cumplimiento de la ley más poderosa del mundo en su momento de mayor influencia— y, en ese sentido, ya llamaba poderosamente la atención de este redactor debido, sobre todo, a que la época en la que discurre gran parte de la narración, la del far west es, como ya he dicho en muchas ocasiones, cuna de uno de mis géneros cinematográficos predilectos.

Es más, poder asomarnos a un nombre que aparece en tantas obras de ficción ligadas al lejano oeste y que labró su fama a base de un uso casi siempre desmedido de la violencia y poco apego hacia la vida de los criminales, era algo que aumentaba aún más las expectativas que tenía hacia este proyecto firmado por Rémi Guérin y Damour. Y si bien con respecto al primero son pocas las trabas que podría interponer, es la labor del segundo la que va generando cierta decepción intermitente a lo largo de la lectura. Y me explico: no afirmaría, como no lo afirmo nunca, que el dibujo de Damour es malo —jamás he sentido tener la suficiente catadura moral como para juzgar una obra con tal calificativo—, pero sí que no resulta el más adecuado para según qué necesidades planteadas por el discurrir de la historia. Su estilo suelto, algo sucio en el entintado, muy dependiente del color en instantes concretos y algo desgarbado en la narrativa en otros empuja al lector fuera de la inmersión que siempre es indiscutiblemente necesaria a la hora de disfrutar de forma plena cualquier obra.

Así las cosas, lo muy variado del guión de Guérin no lo tiene fácil para traernos una y otra vez de vuelta a un relato que siempre está atento a ir proponiendo aproximaciones a momentos históricos diferentes y a episodios bien diversos de las cuestionables hazañas de Alan Pinkerton y sus hombres, ya sean estas la obsesión del dirigente de la agencia por dar caza a Jesse James y sus secuaces —se postula aquí, no sé si con base sólida o no, que Robert Ford habría sido contratado por la agencia para infiltrarse en la banda del legendario forajido y acabar con su vida— o la protección que ofreció a Abraham Lincoln en un primer intento de asesinato contra el todavía no presidente de los Estados Unidos. Afortunadamente, el ingenio del escritor, lo atractivo de todo el planteamiento y el ritmo al que discurre todo termina por pesar más en la apreciación global, y es ‘Pinkerton’ un tebeo notable con el que zambullirse en un periodo histórico a todas luces apasionante.

Pinkerton volumen 1

  • Autores: Rémi Guérin y Damour
  • Editorial: Yermo Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 192 páginas
  • Precio: 38 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.