‘Pecado original’, evento discreto

Sin que desde que comenzaran haya habido opción a que algún año se hayan olvidado de ellos en aras de buscar otras opciones con las que mantener enganchados a su vasto público a la compleja oferta editorial que paren cada mes, resulta ineludible pensar, a la luz de trascendencia y/o la calidad de algunos de ellos, que los eventos Marvel —o los DC, que cojean de las mismas virtudes y defectos— venden en no pocas ocasiones más humo que perdurabilidad. Ese es el caso, al menos en lo que a este humilde redactor respecta, de ‘Pecado original’, el muy cacareado evento que siguió a ese macro-crossover que fue ‘Infinito’ y que precedió a ese otro aún más MACRO que supusieron las ‘Secret Wars’.

Quizá por su condición de punto intermedio entre dos hitos de tanta relevancia en la historia reciente del Universo Marvel; acaso porque, al contrario que su inmediato antecesor, que había ido sido montado con paciencia y esmero por Jonathan Hickman a lo largo de muchos números de sus dos series «vengativas, o su directo sucesor, que removería las entrañas de toda la cosmología marvelita; probablemente porque, al margen de lo que terminaría atañendo a Thor, no hay nada de todo lo que Aaron construyó en torno a la muerte de Uatu, el Vigilante por excelencia, que tuviera trascendencia más allá de estas páginas, no es ‘Pecado original’ uno de los hitos inexcusables de la Marvel de la última década por más que, tanto en lo que tiene que ver con la labor de su guionista como, por supuesto, lo que está relacionado con el trabajo de su dibujante, sea una lectura impecablemente construida y visualmente modélica…desde la perspectiva de los tebeos de superhéroes, claro.

Manejando a los personajes con precisión milimétrica, no abusando de la sobreexposición de hechos ni de diálogos que no lleven a nada —a ver, los hay, pero son los menos y poco molestos— y dotando a la lectura de un ritmo imparable y de instantes portentosos como ese flashback a la historia de Nick Furia que, en cierto modo, repasa una buena porción de la historia del Universo Marvel, Jason Aaron demuestra, sin grandes alardes, eso sí, porque es uno de los mejores guionistas con los que cuenta La Casa de las Ideas en la actualidad, y aunque todo el tinglado que monta con ‘Pecado original’ parezca una enorme excusa para liberar a Thor de Mjolnir y así dar paso a la Diosa del Trueno que encarnará Jane Foster, considerada sin compararla con nada, no se le pueden poner muchas pegas al material que recoge Panini en este volumen Deluxe.

Menos trabas aún cabría aducir acerca de lo que Mike Deodato Jr. desarrolla. Sí, es cierto que con los años y los saltos evolutivos en su estilo —poco rastro queda ya en el dibujante de hoy de aquél que descubrimos en los noventa con ‘Wonder Woman’— se ha ido haciendo cada vez más evidente el uso de las referencias fotográficas en su forma de abordar la página y sólo hay que asomarse lo último que se está publicando suyo al otro lado del charco, ‘Berseker Unbound’, con guiones de Jeff Lemire, para apercibirse de ello. No obstante, con referencias o sin ellas, nadie puede negarle al artista que su espectacularidad y lo épico de su narrativa son valores que van como anillo al dedo a aventuras como ‘Pecado Original’, acaso su mejor trabajo para los héroes del Universo Marvel junto con la espléndida ‘Vengadores Oscuros’.

Pecado original

  • Autores: Jason Aaron, Mike Deodato Jr. et al.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 272 páginas
  • Precio: 25,65 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.