‘Pascal Brutal’, la virilidad en persona

pascal01.jpg

Hacía tiempo que no me topaba con un personaje tan peculiar como Pascal Brutal. A simple vista parece que podemos encasillarlo: el típico musculoso de barrio, fumeta y pendenciero, con el cerebro justito para poder encadenar un par de golpes y un interés por las mujeres que no va más allá de la procreación lúdica. Pero aunque esto ya podría asegurar unas historias descacharrantes, lo cierto es que su creador nos despista en más de una ocasión y nos deja sin saber realmente a qué atenernos cuando leemos una aventura de Pascal. Y ahí es donde está su gracia.

Pascal vive en un futuro no muy lejano, en el que Francia está gobernada por el ultraliberal Alain Madelin, político que existe realmente. No es un futuro muy diferente al nuestro, salvo que la generación de entonces es conocida como la de los bebés-costo o los cristo-punks, y curiosidades como que Bélgica es ahora una república dominada por las mujeres, que obligan a los hombres a ir cubiertos con túnicas y los cabalgan literalmente en la intimidad de sus casas. Pero eso es algo que ya descubriremos en una de las historias contenidas en este volumen.

Todo suena un poco sin pies ni cabeza, pero es que así es el mundo de Pascal Brutal. Y al principio cuesta un poco hacerse a él, todo hay que decirlo. Sobre todo porque en un primer momento parece que las ocurrencias de los guiones se van a centrar únicamente en la portentosa virilidad de Pascal, en su irresistible imán para individuos del sexo opuesto (y del propio también) y su pose de matón de discoteca. Afortunadamente, pronto comprobamos que estas historias van más allá.

pascal02.jpg

Entre mis favoritas, se encuentra la historia en que Pascal recuerda su adolescencia y su atracción por una profesora del colegio; la de sus intentos por poder pajearse en una sociedad en la que la repesentación de desnudos está prohibida; la de las disposiciones de ley sobre seguridad del individuo (clara parodia de los avisos de las cajetillas de tabaco) y la de su viaje a Bélgica, que he comentado al principio del post.

A medio camino entre el humor absurdo y la crítica social, el autor Riad Sattouf nos ofrece un álbum ideal para soltar unas carcajadas, con un dibujo sencillo, pero bastante expresivo. El cómic ya lleva un tiempo en las estanterías, pero ha vuelto a ponerse de actualidad tras recibir el premio Fauve D’Or al mejor álbum en el salón del cómic de Angoulême de este año.

Ficha Técnica

pascalreview.jpg

  • Título: Pascal Brutal
  • Autor: Riad Sattouf
  • Editorial: Norma
  • Editorial Francia: Fluide Glacial
  • Formato: Cartoné // 96 páginas // Color
  • Precio: 15 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en