‘Paraíso Punk Rock Bar’: sexo, drogas y vida real

paraiso.jpgDolmen ha recuperado en un tomo la serie que Javi Rodríguez publicó en ‘El Víbora’ hace ya una década. Quienes no seguíamos mes a mes la publicación nos encontrábamos a veces con pequeños fragmentos de esta historia de amistad, sexo y música, pero sólo cobra sentido una vez leída en su totalidad.

Javi Rodríguez ha demostrado a lo largo de su carrera que es un autor especialmente versátil capaz de adaptarse sin problemas a los mandatos del cómic europeo o el manga (véase la estupenda ‘Lolita HR’). ‘Paraíso Punk Rock Bar’ supone uno de sus primeros logros a la hora de conseguir su propia voz y de abordar la vida cotidiana con una mirada inteligente y divertida, que no escapa a las pequeñas (y grandes) tragedias que pueblan nuestro día a día.

Todo empieza cuando Keku recibe una herencia que decide invertir en abrir un local de copas junto a su amiga Cris. Desde entonces, el garito se convierte en testigo mudo de sus vaivenes amorosos (pasionales y complejos, como debe ser) y de sus problemas e inquietudes personales. También da cobijo a personajes de lo más variopinto que se suman a la narración según van avanzando las páginas.

‘Paraíso’ es precisamente una historia que se sustenta en sus personajes, y aquí entran en juego las principales virtudes de la obra: su credibilidad y la fluidez de los diálogos, con los que el autor demuestra que tiene no sólo buen ojo, sino también un buen oído a la hora de plasmar la realidad.

Las diferentes historias cortas que conforman la obra varían en intensidad y en acierto, pero todas son indispensables para formar el sólido conjunto final. A medida que avanzan las páginas, la trama se vuelve cada vez más absorbente y las últimas 40 páginas tienen una fuerza descomunal.

paraisoreview.jpgComo es lógico, con el tiempo el autor ha conseguido más experiencia a la hora de diseñar a sus personajes (tanto física como emocionalmente) y de dotar a sus historias de un mayor trasfondo. Pero lo que no debemos hacer es juzgar ‘Paraíso’ en relación con sus trabajos más recientes, sino disfrutarlo como un paso más en la trayectoria de un autor interesante que nos permite conocer a unos personajes entrañables que se aventuran en la difícil tarea de vivir, al tiempo que tratan de pasarlo lo mejor posible.

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en