‘Omega Men’, fundacional

Siempre que se habla de él, y de un tiempo a esta parte parece estar en boca de todos mucho más a menudo de lo que podría ser considerado «normal», se utiliza ‘Omega Men’ para marcar las líneas maestras que cabrían ser calificadas como paradigmáticas del estilo de Tom King como escritor. De hecho, un análisis de esta monumental space opera llena de complejidades políticas entre diferentes mundos y razas extraterrestres, revelaría en primera instancia no pocas similitudes para con obras suyas posteriores como ‘El sheriff de Babilonia’, la magistral ‘Mister Miracle’ o, incluso, la actual y muy controvertida ‘Heroes in Crisis’, una maxiserie de nueve números que no está poniendo de acuerdo a nadie en torno a si es una genialidad o una enorme y desproporcionada tomadura de pelo —por si os lo preguntáis, yo soy de los que se inclinan por la segunda opción.

Insertada casi con calzador dentro del microcosmos de Green Lantern —de Kyle Rayner para ser específicos— pero sin tener mucho que ver con un personaje que, hasta muy entrada la trama —muy, muy entrada—, bien podría haber sido otro héroe cualquiera, incluso uno anónimo que hubiera escindido aún más todo el entramado del normal discurrir del Universo DC; es la complejidad y la profusión de ideas y diálogos cualidad que mejor representa y que más destaca de cuantas esgrime aquí King para convencer y atrapar al lector. Y a fe mía que uno queda atrapado en el enmarañado que teje el guionista en torno a unos personajes que, como todo grupo de outsiders bien trabajado, resulta atractivo casi de partida, trayendo a la memoria sin que parezca que el escritor hace mucho por evitarlo a referencias como las de los componentes de la Serenity o —eso sí, en menor medida— a los de algunas de las muchas alineaciones con las que ha contado alguna de las iteraciones de ‘Star Trek’.

Construido sobre esas bases, si es evidente que mucho del King posterior se siembra en las páginas de ‘Omega Men’ en lo argumental, no digamos ya en la forma en la que un portentoso Barnaby Bagenda se aproxima a lo visual con unas planchas que, viendo posteriores cabeceras del ex-agente de la CIA, da que pensar hasta dónde se inmiscuye el guionista en la estructura narrativa de sus proyectos: fértil en un gran número de viñetas por página y con una estructura que después le veremos hasta la saciedad en cualquiera de los títulos que citábamos anteriormente, el sello Tom King se deja sentir, y mucho, en unas planchas en las que Bagenda da el do de pecho. Y aunque nos está gustando bastante su actual proyecto en DC junto a Rob Sheridan —un sci-fi post-apocalíptico llamado ‘High Level’ que, hasta ahora, mola— es evidente que la cabecera que la editorial publica bajo la renovada Vertigo palidece en comparación con lo portentoso y maravilloso que encontramos en unas páginas que son un dechado de virtudes se las mire por dónde se las mire; y ya estemos ponderando los lápices del dibujante indonesio como si atendemos al color que aplica Rómulo Fajardo Jr., que lo que aquí contemplamos está fuera de lo normal es una verdad tan categórica como el hecho de que, al salirse por la tangente, King consiguiera con ‘Omega Men’ un tebeo que es una pequeña joya sobre la que volver una y otra vez.

Omega Men

  • Autores: Tom King y Barnaby Bagenda
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 296 páginas
  • Precio: 28,02 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.