‘Omaha vol.4’, el final de una saga de 25 años

Omaha-portada

Fácilmente describible como un slice of life (cómic sobre personajes normales que viven sus vidas cotidianas) antropomorfizado y de alta carga erótica, la lectura de ‘Omaha’ trae al recuerdo, en no pocas ocasiones, a  ‘Strangers in paradise’, la genial serie de Terry Moore, no tanto por el dibujo de Reed Waller, que tiene poco que ver con el de aquél, sino por la forma en la que Kate Worley va complejizando la trama que envuelve a los personajes conforme avanza la historia.

Pero la mayor virtud que ‘Omaha’ ha sabido cultivar en su prolongada existencia (no ha sido hasta 2012 que Waller y James Wance, el viudo de Worley, han podido completar la historia que arrancó en 1987 gracias a las notas que dejó la desaparecida guionista) reside no sólo en la cotidiana forma con la que la guionista trata a todos sus personajes, haciendo que nos olvidemos de forma inmediata que se tratan de «animalitos», sino en la naturalidad con la que se expone el sexo en cada uno de los cuatro volúmenes que componen la serie tal y como Astiberri la ha publicado en nuestro país.

En lo que concierne a cómo se incluye el sexo en la lectura, cabe destacar que aún siendo muy explícito, en ningún momento resulta ofensivo (por más que el dibujante no se corte un pelo en mostrarnos ambos sexos y sus efluvios) y su constante aparición está íntimamente ligada a la forma en que se van desarrollando los acontecimientos en este brillante “culebrón” aviñetado (del que prefiero no desvelar nada a las alturas de un cuarto tomo que cierra todas las tramas abiertas con anterioridad) que por fin podemos tener completo en nuestra tebeoteca.

FICHA TÉCNICA: Omaha vol.4
Omaha
  • Autores: Reed Waller y Kate Worley
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 240
  • Precio: 23 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.