‘Ojo de Halcón. Integral’, cumbre de un género

De ella dijimos en su momento, en alguna de las dos reseñas que llegamos a dedicarle a los volúmenes del sello 100% que Panini publicó hará cinco o seis años, cosas como:

Lo que no podíamos imaginar, por mucho que así lo pretendiéramos, era que lo que La Casa de las Ideas se traía entre manos iba a terminar convirtiéndose en la mejor cabecera con la que la editorial cuenta en la actualidad.

Reseña de ‘Ojo de Halcón vol.1’

Matt Fraction está utilizando a Clint Burton y su alter ego para, de manera similar a lo que ha venido mostrando en ‘Casanova‘ hasta el momento, hacer lo que le venga en gana con un personaje atractivo sin necesidad de atarlo, al menos no de manera intensa, a la continuidad del Universo Marvel.

Lo que ello está suponiendo de cara al lector es el encontrarse con una de las más frescas aproximaciones que se ha hecho al mundo de los superhéroes tradicionales

Reseña de ‘Ojo de Halcón vol.1’

(…) donde sigue residiendo no obstante la mayor parte del genio de esta fantástica serie, al margen del continuado modo “hacer algo que no se ha hecho nunca” con el que Fraction aborda cada nuevo número, es en el acojonante talento de nuestro David Aja. Lo que el artista español plasma cada vez que tiene la ocasión es de una calidad tan asombrosa que bien podría decirse, sin temor a equivocarse, que lo que vemos en sus planchas es el equivalente del cómic de superhéroes del s.XXI de aquello que nombres como Frank Miller o David Mazzuchelli hicieron hace treinta años en la revolución del género de los años ochenta.

Reseña de ‘Ojo de Halcón v.2’

Junto a esos comentarios, creo que es más que evidente que el mejor halago que se le puede dedicar al trabajo que Matt Fraction, David Aja y el resto de artistas que pusieron su talento al servicio de Clint Burton, es que haya transcurrido casi un lustro desde que la serie finalizara en su número 22 —al menos el volumen que compitió a los dos citados autores, ya que después llegaría Jeff Lemire para continuar la historia— y, no sólo sigamos hablando de ella merced al integral que hoy ocupa nuestro tiempo, sino que consideremos, de forma mucho más intensa que entonces, que ‘Ojo de Halcón’ es cumbre indiscutible del género superhéroico de este s.XXI y, aún más, que pocas historias, por no decir ninguna, han conseguido hacerle sombra en la media década que nos separa de su conclusión.

Si bien en esa última aseveración tendría mucho que ver la actual calidad del producto Marvel, nada más lejos de mi intención que utilizar el paupérrimo estado de La Casa de las Ideas —a ver, es una generalización, que cosas buenas hay, pero son las menos— como vana excusa desde la que reducir los logros de una cabecera, ésta, que, auto-contenida y hecho aislado que puede leerse con poco o limitado conocimiento sobre el personaje interpretado por Jeremy Renner en el UCM, es uno de esos volúmenes a los que uno vuelve, de cuando en cuando, para dejarse empapar por unos guiones soberbios y, sobre todo, por un arte, el de David Aja, que no es de este mundo.

Acompañado de otros nombres como los de Annie Wu, Javier Pulido, Francesco Francavilla o Steve Lieber, resulta innecesario enunciar que ‘Ojo de Halcón’ no habría sido lo mismo sin el dibujo del vallisoletano puesto que, en esos añadidos que suponen los diversos números que caen en manos de sus compañeros, ya podemos ver cómo, por más que nos puedan parecer artistas competentes, el nivel cae varios enteros si se le compara con alguna —con cualquiera— de las planchas de las que se encarga un Aja que hace de la reinvención constante, del retarse con el más difícil todavía y de la experimentación narrativa, conceptos con los que jugar en modos que se escapan al común de los mortales.

Aquí cabría traer a colación el número 11 de la serie, titulado ‘Lo mío es la pizza’ y publicado en Agosto de 2013 y el que le valdría a Aja un Eisner —y un Harvey— al Mejor Número que sumar a los dos que se había llevado el año previo por portadista y mejor dibujante y al que ganaría ese mismo 2014, de nuevo por las portadas de ‘Ojo de Halcón’ —unas portadas a las que, sin duda, habría que dedicarles un artículo aparte—. Más a lo que asistimos en dicho ejemplar, narrado desde el punto de vista del perro de Burton y con unos juegos de conceptos visuales e iconográficos que expanden el lenguaje secuencial hasta fronteras asombrosas, no es más que, de una parte, lógica evolución de lo que el español ya había desarrollado antes de él y, de la otra, memorable punto intermedio de lo que veremos después.

Un después en el que el despliegue de medios seguirá siendo constante en el trabajo de Aja y en el que el guión de Fraction, por muy bueno que pueda ser —y lo es, que conste; de hecho, es la leche— y muy original y diferente que encontremos el tratamiento urbano que se le da al personaje y sus aventuras vecinales y paterno filiales, siempre queda ensombrecido por lo desproporcionadamente genial de un artista que, desde que terminara esta serie, se ha prodigado bien poco y aún así se las ha apañado para llevarse a casa otro Eisner por las portadas de ‘Bruja Escarlata’. Más allá de éstas, sólo pudimos encontrarlo el año pasado en dos números para ‘The Seeds’, un proyecto junto a Karen Berger y Ann Nocenti para Dark Horse del que, supuestamente, saldrán otros dos ejemplares más este 2019 pero que, aún siendo magníficos, saben a muy poco. Así que el mensaje para David, si nos está leyendo, es muy claro: queremos más y lo queremos cuanto antes, que este mundillo está muy huérfano sin tu presencia.

Ojo de Halcón. Integral

  • Autores: Matt Fraction, David Aja et al.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 584 páginas
  • Precio: 42,75 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.