‘Och8.Paria’, lecciones aprendidas

Och8

Si trabajas junto a alguien del calibre de Scott Snyder, y estás atento a las lecciones que sus guiones van ofreciendo, es normal que, al final, se te termine «pegando» algo del genio que el escritor estadounidense despliega, en este caso, en la superlativa ‘American Vampire’. Y digo en este caso puesto que el volumen que hoy os traemos, publicado por Panini a partir del trade paperback yanqui —o, lo que es lo mismo, el tomo en rústica— que veía la luz bajo el sello de Dark Horse, viene firmado por Rafael Albuquerque, el artista que con su espectacular trabajo ha llevado la historia del primer vampiro estadounidense hasta cotas impresionantes. Autor del argumento y del dibujo, es en las manos de Mike Johnson en las que el brasileño deposita plena confianza para llevar a buen puerto el relato de ciencia-ficción que nos encontraremos en ‘Och8’.

Una ciencia-ficción de esas que al otro lado del charco denominarían como «high-concept» —un término del que ya hablamos el otro día con ‘Prometeo’— y que nos traslada a la Mezcla, un plano de realidad intermedio entre presente, pasado y futuro al que llega, no se sabe muy bien por qué, un viajero temporal cuya relación con algunos de los habitantes de tan extraña dimensión es algo más que casual. Desarrollada en los tres estadios temporales citados y el cuarto que se enmarca en la Mezcla, resulta tremendamente complicado hablar de ‘Och8’ sin incurrir en esos temidos spoilers que le arruinarían a uno la experiencia de ir descubriendo por sí mismo los apasionantes giros que Albuquerque y Johnson van introduciendo en una lectura que, sin duda, requiere de toda nuestra atención por la tremenda variedad que imprimen los saltos de acción de uno a otro momento.

Queriendo evitar pues que alguno me pueda achacar haberle «reventado» tal o cual detalle, centremos el discurso en lo que de ‘Och8’ resulta si cabe aún más apasionante que ir dando cuenta de las sorpresas que guarda el devenir de la acción. Y eso no es otra cosa que el arte de Rafael Albuquerque: cualquiera que se haya acercado a las páginas de ‘American Vampire’ habrá podido constatar lo único de ese trazo suelto del brasileño y la soberbia capacidad que tiene para narrar lo que se le ponga por delante —y si, de nuevo, habéis leído la serie de Snyder, sabréis de la extrema variedad de la misma—. Volcadas tales habilidades para respaldar el intrincado tejido que conforma la trama, resulta de una elocuencia y brillantez indiscutibles la decisión de Albuquerque de caracterizar a cada línea temporal de las cuatro que aquí se nos presentan con un tratamiento cromático distinto, reservando el verde para el pasado, el lila para el presente, el azul para el futuro y el ocre para la Mezcla. Trabajando a un nivel inconsciente a través de los colores, la identificación inmediata de los mismos con las diferentes acciones nos traslada de forma inmediata, antes de que la propia historia lo haga, a los distintos puntos cardinales en los que Albuquerque y Johnson van desplegando esta espléndida lectura que es ‘Och8’. Recomendadísima.

Och8. Paria

  • Autores: Rafael Albuquerque & Mike Johnson
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 128 páginas
  • Precio: 17,06 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.