‘Notre Dame’, lección para Disney

Notre Dame

Que sea una de mis producciones favoritas de Disney no significa que, a la hora de valorar lo que los estudios hicieron al adaptar la inmensa novela de Víctor Hugo, tenga reparos en apuntar hacia las horrendas decisiones que los guionistas de ‘El jorobado de Notre Dame’ tomaron para dulcificar e infantilizar tan trágico texto. Vale, era obvio que un filme de la compañía no podía acabar con la muerte de tres de los cuatro personajes principales ni podía definir al guaperas de turno como un ser egoísta ajeno a la tragedia que envolvía a los demás, pero asumido que dichos puntos iban a ser trastocados, la bipolaridad final de la cinta —esa que se observa al comparar las estúpidas gárgolas metidas con calzador con el número musical de Frollo— es de tal calibre que cabe preguntarse hasta que cotas hubiera escalado tan maravillosa producción de haber apostado por un talante más adulto.

Caracterizado por un trazo de amplias reminiscencias hacia el mundo de la animación —y el manga, que mucho hay también en los rostros de algunos personajes de formulaciones niponas— y respetando de forma casi escrupulosa lo dictado por el escritor francés en su ‘Nuestra Señora de París’, lo que Robin Recht y Jean Bastide ofrecen en ‘Notre Dame’ se alza como una lección modélica hacia Disney por cuanto pone de relieve lo que ‘El jorobado…’ podría haber llegado a ser y no fue. Con la sola licencia de poner el relato en boca de Pierre Gringoire —un poeta-estudiante enamorado de Esmeralda que no aparecía en la cinta— y estructurar éste a modo de un enorme flashback que el citado personaje cuenta a su nieta años después de que suceda, la fuerza de lo creado por Víctor Hugo a principios del siglo XIX se mantiene aquí intacta por mucho que la amabilidad del espectacular dibujo de Bastide pueda suavizar la carga dramática de muchos pasajes.

Espectacular como digo en todos los aspectos que puedan ser apreciados a la hora de cuantificar los hallazgos visuales de un cómic —diseño de personajes, fondos, narrativa, composición de página…— el trabajo del artista francés es sin lugar a dudas la apuesta más fuerte de un álbum que se lee con interés exponencialmente creciente por mucho que, en mi caso, se conozca la historia al dedillo. Quizás la intensidad que pone Recht en la adaptación del texto original y el perfecto ritmo que adquiere éste llegado su tramo final queden ligeramente mermados por la desigual definición de algunos de los personajes principales, pero no es suficiente óbice como para arruinar la lectura, ni mucho menos. ‘Notre Dame’ se alza pues victoriosa en su pretensión de servir de reflejo aviñetado fiel de tan inmortal obra y lo consigue con una autoridad que ya quisieran para sí muchas adaptaciones literarias.

Notre Dame

  • Autores: Robin Recht & Jean Bastide
  • Editorial: Yermo
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 25,65 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.