‘No mires atrás’, leyendas urbanas

Con el cine de género haciéndose eco de las mismas desde hace décadas y, a su vez, alimentándolas para que nuevas generaciones dejen volar su imaginación y den con ideas que, inevitablemente, terminarán en la gran pantalla buscando hacer gritar de pavor a cuanto más público, mejor; que sea un tebeo, y un tebeo español para más señas, el que se saque de la manga un nuevo personaje que unir a los incontables que cabría aunar bajo el término «creepypaste» —imprescindible leer el epílogo que redacta Anabel Colazo al final de la narración en viñetas para entender de dónde sale tal «palabro» y que supone en la cultura popular actual—es, sin duda alguna, algo digno de encomio, sobre todo cuando, ciñéndonos de manera exclusiva a ese único aspecto de ‘No mires atrás’, funciona tan bien y estimula tanto la imaginación del lector.

Algunos escalones por debajo de la que resulta la mayor virtud del trabajo de Colazo, su trazo naïf y lo colorido de sus páginas, se contraponen de manera enérgica al «malrollismo» que dimana de la fantasmagórica presencia que acosa a una de las dos protagonistas del relato; una apuesta que podría haber jugado a la contra —no es el estilo de la española uno que cabría asociarse de manera inmediata al tipo de relato que aquí urde sino a otros en los que la calidez y los buenos sentimientos fueran protagonistas fundamentales— pero que, sorprendentemente termina favoreciendo una suerte de ambiente extraño que potencia las virtudes más terroríficas de la historia.

Y llegamos, desafortunadamente, a lo que menos convence a este redactor: el cómo avanza una lectura que parece hacerlo sin tener muy claro con qué acompañar a la vertiente «creepypasta». La decisión de que sea una historia de amistad entre dos adolescentes, y que a ella se superpongan las tribulaciones personales de cada una de las mismas, no termina de funcionar por cuanto cada vez que recala en esos derroteros, el interés que hubiera podido despertar la naturaleza de la inexplicable presencia que atormenta a Blanca —una de las dos protagonistas— se esfuma en el liviano tratamiento que se le da a las jóvenes. Un tratamiento que hubiera requerido de más extensión y menos abrir el foco para haber funcionado de manera efectiva pero que, en la forma en la que lo encontramos, resta considerables enteros a una lectura que, en términos globales, se alza como una divertida curiosidad.

No mires atrás

  • Autores: Anabel Colazo
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 132 páginas
  • Precio: 15,67 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.