‘No me pegues que llevo gafas’, te afeitarás de buena gana

No-me-pegues-que-llevo-gafas_0
La editorial ¡Caramba! nacía hace ya algunos años con la sana intención de poner una sonrisa (a veces carcajada) en la cara de cada aficionado que se acercara a algunas de sus referencias. Muchos de los autores implicados en este proyecto son auténticos All Stars del mundillo humorístico, muchos vienen de la todopoderosa El Jueves, pero hay más. Ponen especial cuidado y mimo a la hora de elegir el formato que nos va a llegar a las manos, muchos han sido los experimentos, tebeos de todos los colores y tamaños, agradables a la vista y al tacto.

La última referencia que hemos podido disfrutar es la genial ‘No me pegues que llevo gafas’, obra firmada por Jorge Monlongo, una sátira que pone patas arriba a una nueva tribu, los hipsters. Sí, este divertido cuadernillo se basa principalmente en sacar punta (mucha, mucha punta) a los estereotipos de estos jovenzuelos con sus gafas de pasta, sus pobladas barbas y sus manías etílicas (el arte de tomarse un gin tonic no conoce límites). Al final, seas o no seas uno de ellos, acabas asintiendo con la cabeza mientras no paras de reír al leer las verdades como puños que Monlongo expone.

Tan solo hay que salir a dar un paseo a la calle para darse cuenta de que esta tribu (más bien reciente) cada vez cuenta con más adeptos. No es de extrañar, por tanto, la aparición de este comic analizando, siempre desde el buen gusto y el humor fino e inteligente, a unos chavales cuya estética tiene más cosas en común con sus abuelos que con otros de su misma edad. Y qué decir de sus gustos culturales, mientras la cosa vaya por terreno independiente o underground, no habrá problema, grupos musicales que sean conocidos por cuatro gatos o películas estrenadas en salas con capacidad para diez personas.

Ya conocíamos al autor por su buen hacer dentro de una cabecera clásica del comic patrio, una de esas revistas donde tenía cabida todo tipo de historias y que se convirtió en una oportunidad irrepetible para los jóvenes valores que buscaban un sitio en el poblado panorama viñetil: El Manglar. Allí pudimos disfrutar de su Distrito Harrigan, una serie donde se adueñaba de los clichés de series policiacas para contarnos las vivencias de una comisaría de lo más peculiar. Ahora le toca el turno a la primera referencia firmada exclusivamente por él y, una vez leída, podemos decir que el amigo Monlongo se une a la extensa lista “pata negra” de autores españoles humorísticos.
[Grade — 8.50]

No me pegues que llevo gafas

  • Autores: Jorge Monlongo
  • Editorial: ¡Caramba!
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 88
  • Precio: 13,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.