‘Muerte: A las Puertas de la Muerte’, por increíble que parezca, funciona


Experimentos, experimentos y más experimentos. Una fórmula que, a pesar de haber sido utilizada hasta la saciedad en esto de los tebeos, se sigue recurriendo a ella cada dos por tres para ver si se consigue sorprender y captar la atención de los aficionados. Da igual el género al que pertenezca el comic de turno, las cabezas pensantes de las editoriales parece que siempre tienen alguna idea descabellada guardada en el archivador para la época de vacas flacas creativas. El resultado muchas veces acierta de pleno y, otras tantas, se queda en una simple anécdota que mejor olvidar para no hacer mucho daño. Cuando este tipo de jugadas se centra en una de las series (y personajes) más aclamada de todos los tiempos, el ruido provocado por la arriesgada jugada suele ser bastante mayor que si se tratara de algún título de menor enjundia. Estamos hablando de la creación de Neil Gaiman, “Sandman”, y la obra ‘Muerte: A las Puertas de la Muerte’, volumen que nos trae ECC Ediciones para disfrute del respetable.

La cabecera del dios del Sueño dio momentos míticos, un batiburrillo de géneros y guiones en el que había cabida para todo lo imaginable por el lector, todo tipo de historias se juntaban para formar un crisol de emociones con el sello de calidad que suele tener una obra maestra. De la cantidad de autores que dejaron huella en la colección, Jill Thompson ha sido una de las más activas y no ha parado de entregar distintas versiones de los personajes principales en proyectos como “El Libro de Cuentos de los Pequeños Eternos” o “La Fiesta de Delirio”. Se suma a esa lista este volumen de marcado carácter manga, una nueva visión de un momento clave en la obra madre, ese en el que Sueño se “adueña” del Infierno porque Lucifer decide tirar la toalla. Sí, se trata del mismo pasaje pero en una clave narrativa, como se ha apuntado más arriba, completamente distinta. Y al decir distinto no nos referimos a dibujar a la hermana de Sueño con los ojos grandes y en blanco y negro.

Thompson conoce a la perfección todo el universo ideado por Gaiman, su trabajo en la cabecera de Vertigo fue delicioso y dejó muy buen sabor de boca entre el exigente fándom del sello para adultos de DC. Aquí maneja a la perfección todos los recursos de un género como es el manga, la velocidad del tiempo, la planificación de las páginas, la presentación de los personajes o el tono distendido y divertido de algunos momentos concretos en los que hacen acto de presencia Desespero o Delirio. Para todo aquel que esté familiarizado con el estilo de Thompson en sus obras sabrá lo que puede esperar de este volumen, una revisión manga del título original llena de imaginación, con un cuidado diseño de personajes y un respeto absoluto por las páginas guionizadas por Gaiman, convirtiendo este experimento en un complemento perfecto al mastodóntico título de Vertigo.
[Grade — 7.50]

Muerte. A las Puertas de la Muerte

  • Autores: Jill Thompson
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 208
  • Precio: 14,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.