‘Ms. Marvel 5. Civil War II’, de pleno

No sé a vosotros pero, personalmente, si hay algo que siempre me ha provocado una repulsión inescapable de todos y cada uno de los eventos anuales que jalonan el devenir de Marvel —o de DC, claro está— eso son los incontables tie-ins en los que la macrosaga de turno implica a las series mensuales; incidiendo de forma tan directa en según que ocasiones que revienta el normal funcionamiento de las mismas, contando incluso para la ocasión con equipos creativos que nada tienen que ver con el que de manera regular vemos en las páginas de la cabecera que sea. Afortunadamente, hay guionistas —porque sí, porque quiero creer que es voluntad de ciertos nombres y del peso que por un motivo u otro tengan en el seno de la compañía— que, o bien ignoran por completo la potencial relevancia de un evento, el que sea, o bien lo integran de manera tan portentosa en el natural discurrir de la serie que terminan haciéndolo suyo. Y eso último es lo que pasaba hace unos meses cuando la ‘Civil War II’ aparecía para copar aún más las excesivas novedades mensuales de Marvel y su efectos se dejaban sentir en este rincón de su Universo que es la cabecera protagonizada por Kamala Khan.

No dejándose amedrentar por el mastodonte que fue el evento, G.Willow Wilson enlaza el núcleo del mismo —la disensión que se produce en el seno de la comunidad de superhéroes encabezada por Iron Man y Carol Danvers cuando ambos difieren en la forma de asumir los poderes de un nuevo inhumano capaz de ver el futuro— con la idiosincrasia que ha ido aplicando a la joven superheroína desde que ésta irrumpiera como un soplo de aire fresco hace cosa de tres años en la editorial, y la coloca en una posición tremendamente delicada cuando observa que, por mucho que sienta cierta inclinación hacia la forma de ver las cosas de su modelo —la Capitana Marvel— no todo es tan blanco y negro como lo afirma Danvers cuando uno está a pie de calle y los que se ven implicados no son “malotes” anónimos sino gente cercana con nombres y apellidos que ella conoce.

Tratando pues con enorme cercanía el fuerte impacto con el que explota en la existencia de Kamala todo el asunto de la Guerra Civil superheróica, al lector no le queda más remedio que sentirse plenamente implicado en lo que va discurriendo, máxime cuando dicha sensación de cercanía se ve acrecentada sobremanera por la espectacular naturalidad que dimana del trabajo de los dos artistas que hasta ahora más han hecho porque ‘Ms.Marvel’ tenga un lugar de preferencia en lo que este redactor apuntaría como lo mejor del Universo Marvel actual: los insignes Adrian Alphona y Takeshi Miyazawa. Mucho hemos hablado ya a lo largo de las no pocas reseñas que hemos dedicado a esta serie de la asombrosa evolución del primero desde que lo conocierámos tiempo ha en ‘Runaways’; una evolución que, quizá menos abrumadora, también podemos observar en el Miyazawa de estas páginas con respecto al que leyéramos allá por 2009 en el tercer volumen de la citada cabecera creada por Brian K.Vaughan y que, en el tete a tete que ambos artistas conjugan, determina sin equívocos la grandeza de esta espléndida lectura que, mes a mes, sigue siendo ‘Ms.Marvel’. Esperemos que siga así durante mucho tiempo.

Ms. Marvel 5. Civil War II

  • Autores: G.Willow Wilson, Adrian Alphona y Takeshi Miyazawa
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 120 páginas
  • Precio: 10,93 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.