‘Misty Mission’, los dos frentes de la batalla

Si bien el cine parece cada vez menos interesado en seguir dando vueltas alrededor de alguno de los tres conflictos bélicos que marcaron de manera mayoritaria el transcurrir del siglo XX —y, sí, lo sé, decir esto cuando no hace nada nos llegaba esa MARAVILLA que es ‘1917‘ podría parecer querer plantear un oxímoron— , no es así con un noveno arte que cada año insiste en seguir mirando, desde ángulos diferentes y con planteamientos novedosos a la Primera y Segunda Guerras Mundiales o, como es el caso de este ‘Misty Mission‘, al conflicto que enfrentó a Estados Unidos con Vietnam. Una guerra de la que el cine ha hablado mucho, de manera muy intensa y con resultados tan soberbios como el ‘Platoon’ de Oliver Stone y que en manos de Michel Koeniguer trata de combinar, en los tres álbumes originales que conforman este integral de Norma, tanto lo que sucedía en las húmedas y espesas junglas tropicales vietnamitas, como lo que pasaba a miles de kilómetros con las familias, amigos y amantes que se quedaban atrás mientras esperaban que la contienda no se llevara por delante a sus seres queridos.

A grandes rasgos, lo que Koeniguer plantea con ‘Misty Mission’ encuentra dos contundentes líneas divisorias. Una, la que separa, en términos de interés por parte del lector, todo lo que sucede en el país asiático de aquello que discurre en territorio yanqui —y ahora pasaremos a discernir cuál es la que interesa más y cuál la que menos. Otra, la que escinde, con aún más profundidad, la labor de un dibujante que brilla con mucha intensidad cuando se vuelca en los muchos combates aéreos que trufan la acción y que, cuando toca tierra, se pierde en hieráticos personajes y en referencias fotográficas que traen a las viñetas, entre otros, a nombres como Barry Pepper o Robert Mitchum: al apoyarse de manera tan obvia en imágenes extraídas de películas y no conseguir que los personajes que no lo están adquieran cierta tridimensionalidad propia, el dibujo de ‘Misty Mission’, al menos el que, como digo, no se dedica planificar bellos bailes entre aviones, es de esos capaces de sacar al lector a empellones.

Y, claro, cuando el guión es una criatura tan bicéfala, el peligro de no asentar sus valores y terminar siendo juzgado por sus deméritos es bastante acusado. Tanto, que mi valoración global de la obra se quedaría en un «bien» por cuanto, como apuntaba más arriba, la mitad que pretende aportar motivaciones y que traslada el foco de la atención a Estados Unidos, carece de peso específico para compensar la intensidad con la que se desarrollan las cosas al otro lado del Pacífico, algo obvio si se tiene en cuenta que estamos hablando de un escenario en el que se suceden combates y trágicos eventos de un calado que la otra mitad no es capaz de ofrecer. Y así, con esa sensación de cojera permanente es como nos deja ‘Misty Mission’, un tebeo que quizá hubiera ganado con un acercamiento más modesto a su mitad más fallida y que, sin duda, se hubiera beneficiado de un dibujante que controlara desde una posición más sólida a sus inexpresivos y estáticos «protagonistas».

Misty Mission

  • Autores: Michel Koeniguer
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 148 páginas
  • Precio: 26,60 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.