‘Mis héroes siempre han sido yonquis’, ejemplar

Sin nadie salvo él mismo para dictarle un rumbo u otro, una indicación sobre un camino a tomar o todo un universo de continuidades dirigiéndolo de forma inexorable hacia un único punto en el horizonte, Ed Brubaker está construyendo su rinconcito imperturbable dentro de la amalgama de estilos, géneros y creadores que es Image a base de proyectos que caben de forma genérica bajo un mismo apelativo: el de MAGISTRAL. ¿Exageración? ¿Acaso no calificaríais así a ‘Velvet’, ‘Fatale’, ‘Sleeper’, ‘Incógnito‘, ‘Killed or Be Killed’ o, por supuesto, a ‘Criminal’? Si la respuesta es sí, seguid leyendo. Si la respuesta es no por desconocimiento del material en cuestión, haceos un favor, dejad de leer lo que sea que tengáis ahora mismo en curso, y compraos algunos, o más bien todos, de los títulos que he nombrado antes. Sentaos en vuestro lugar habitual e id dando cuenta de manera continuada uno tras otro, y sin un orden particular, de unos cómics que hacen grande tal sustantivo. Por último, si la respuesta es un no convencido, simplemente dejad de leer y volved por aquí cuando cultivéis un poco de criterio.

Ambientada, porque ellos lo dicen, en el universo de ‘Criminal’ —en realidad da un poco igual en dónde la encajemos dada su grandeza—, esta novela gráfica autocontenida de rimbombante título es un ejemplo pulcro y perfectamente ejecutado de las habilidades de Brubaker para construir personajes y mediante ellos, hilvanar historias. Historias que se sienten como una espiral laberíntica en la que, a poco que te adentres y tomes un par de decisiones para seguir avanzando, te das cuenta de que o llegas hasta el final o no serás capaz de retroceder sobre tus pisadas y abandonar antes de la resolución. Esa sensación, que el guionista ha ido perfeccionando con el paso de los años, convierte a todos y cada uno de sus relatos en piezas de orfebrería colocadas con sumo mimo en la que todo está en el sitio en el que tiene que estar y cualquier paso que dan los personajes nunca se siente como azaroso y casual, sino como el único que podrían dar para llegar a unos finales que casi nunca son acomodaticios o facilones, retándonos a no revolvernos inquietos en nuestras sillas ante el bofetón que suelen comportar.

Condensado todo ello en 72 páginas asombrosas, ‘Mis héroes siempre han sido yonquis’ nos presenta a una nueva suerte de femme fatale llamada Ellie, una joven que se embarca en una historia que parece la típica de chica-conoce-chico, chica-se-enamora-de-chico, pero que por la ambientación en un centro de desintoxicación y porque, seamos francos, ya sabemos cómo se las suele gastar Brubaker, discurre desde muy temprano por senderos que la alejan de esa pretendida «tragicomedia romántica» en la que, de venir firmado por otro autor, podríamos enmarcarla. Una tragicomedia pasada por el filtro de negrura y ciertas dosis de desesperación en la que casi siempre encontramos a los torturados personajes del guionista y que, de nuevo, en las hábiles manos de Sean Phillips encuentra un tratamiento que, pleno en luz —fantástico el color de Jacob Phillips— demuestra una vez más que no hay otro dibujante que entienda mejor cómo trasladar las ideas del artífice de ‘The fall’ a viñetas por más que Steve Epting y su incursión en ‘Velvet’ pudiera considerarse como sobresaliente. Un nivel éste que el presente volumen supera…con creces.

Mis héroes siempre han sido yonquis

  • Autores: Ed Brubaker y Sean Phillips
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 72 páginas
  • Precio: 12,35 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.