‘Marvel Saga Daredevil: Decálogo’, respiremos un poco antes del final


Si hace tan solo unos días nos despedíamos de una cabecera tan mítica como Hellblazer, hoy tenemos que ir preparándonos para decir adiós a una etapa igual de señalada e importante que la mencionada. De eso se trata cuando hablamos de Marvel Saga, una línea que los chicos de Panini se sacaron de la manga para recuperar tebeos como estos, comics que se tienen la consideración de clásicos modernos o, al menos, de una calidad innegable. Este en concreto sí que es una obra maestra sin lugar a dudas, el penúltimo volumen de todo lo escrito por Brian Michael Bendis e ilustrado por Alex Maleev en la cabecera del Diablo Guardián, un ‘Marvel Saga Daredevil: Decálogo’ que, apareciendo prácticamente al final del trayecto, no aporta demasiado a la trama principal que se ha ido desarrollando desde la primera entrega. Bien es cierto que siempre conviene aligerar de tensión la narración y si esa “liberación” está tan bien escrita como esta, poco podemos protestar al respecto.

La premisa de partida de “Decálogo” resulta bastante curiosa, ya que nos cuenta la historia de uno de esos grupos de ayuda que tan famosos son en los Estados Unidos, una serie de personas que se reúnen semanalmente en una iglesia y que sus problemas poco o nada tienen que ver con alguna adicción o trauma causado en un conflicto bélico. Nada de eso, sus vidas tienen en común el que se hayan visto afectadas por la presencia o acción de Daredevil, sobre todo, a tenor del reciente autonombramiento por parte del héroe, una decisión que parece ser la única válida si se quiere erradicar de una vez por todas con la delincuencia de Hell´s Kitchen. De esta manera podremos ir conociendo a los distintos integrantes de este curioso grupo, cada uno de ellos relatando su encuentro con el “cuernecitos”. No podemos perder de vista que estos seres poderosos son vistos por el ciudadano de a pie como auténticos semidioses, símbolos que van mucho más allá de un tipo enfundado en unas mallas de colores.

Decir que Bendis se maneja como él solo en este tipo de relatos sería caer en lo obvio, historias en las que personas normales son los auténticos protagonistas suelen ser manejadas por el de Cleveland con muy buen tino, haciendo que cada uno de los personajes tenga su propia identidad. Toca hablar de Alex Maleev, el dibujante titular de casi la etapa al completo (ha sido ayudado en alguna ocasión por uno o dos artistas invitados) y que aquí realiza su trabajo más meritorio, logrando un estilo reconocible al primer vistazo, oscuro y dinámico, de trazo sucio e impactante. Inolvidable. Quizás pueda parecer un alto en el camino antes del colofón final, pero Bendis sabe perfectamente lo que está haciendo y siempre se guarda alguna que otra sorpresa. Y de esta manera todas las piezas quedan dispuestas sobre el tablero para la resolución final que tendrá lugar en el siguiente volumen. Ha sido un camino lleno de momentos increíbles que han elevado a esta etapa hasta el Olimpo de las mejores obras que se han hecho con el personaje. Sí, a la misma altura que la firmada por Frank Miller y eso son palabras mayores.
[Grade — 9.00]

Marvel Saga Daredevil: El Decálogo

  • Autores: Brian Michael Bendis y Alex Maleev
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 152
  • Precio: 19.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.