‘Marvel Gold Doctor Extraño Maestro de las Artes Místicas’, gracias, Vishanti

untitled
Alegría por partida doble gracias a, ¿adivinan? Sí, el estreno de la última producción marvelita en la gran pantalla ha ocasionado múltiples recuperaciones de material clásico del hechicero supremo con más arte (guiño, guiño, codazo, codazo) de todo el panorama comiquero. A poco que hayan estado pendientes de las noticias más recientes sabrán a qué película nos estamos refiriendo y en cuanto a papel impreso, este ‘Marvel Gold Doctor Extraño: Maestro de las Artes Místicas’ hará las delicias de los aficionados al Marvel más psicodélico y lisérgico. Por no hablar de todo aquel que haya visto el largometraje y salga de la sala con ávidas ganas de leer algo protagonizado por el intrépido doctor.

Estamos viviendo un momento en el que los superhéroes han alcanzado una popularidad impensable hace algunos años y, eso, hay que aprovecharlo como sea. Marvel lo sabe y Panini también. Así que la editorial se ha puesto manos a la obra y, en un mismo mes, nos trae dos etapas inconmensurables. En el formato “Marvel Héroes” nos llega los números firmados por Roger Stern, una maravilla del Noveno Arte que muchos aficionados clamaban por verla publicada, y en Omnigold, el tomo que hoy nos ocupa, podremos disfrutar de la facturada por Stan Lee y Steve Ditko (y algún que otro nombre importante). Ambas han llenado de alegría y regocijo el corazoncito de muchos lectores amantes de las buenas historias.

Muchas veces hemos visto el origen de este personaje, contado de diversas maneras por distintos autores, pero la esencia, el fondo mismo del asunto, ha permanecido inalterable con el paso de los años. Tiene su lógica, ya que si la historia funciona a las mil maravillas, ¿por qué cambiarla? Un médico de altos vuelos al que le gusta bastante el dinero (llegando a abrazar el “peseterismo” de manera descarada) sufre un accidente y sus manos sufren daños bastante graves. Intentará encontrar una cura en las artes místicas, un camino nada fácil que lo llevará a ponerse en paz consigo mismo y con el resto de la humanidad. Este estudio le llevará a convertirse en un maestro de la hechicería y en defensor de la Tierra ante amenazas sobrenaturales.

dr2

La elección de Steve Ditko en el proceso creativo no hace otra cosa más que sumar al resultado final. Ya sabemos el proceso creativo de aquellos años y de la parte que le correspondía a cada uno (el bueno de Stan Lee ha salido retratado en más de una ocasión), de hecho, tras la marcha de Ditko, la colección baja en interés. El autor de Pennsylvania da lo mejor de sí mismo y nos adentra en un mundo que más se asemeja a una dualidad sueño/pesadilla, algo que es característico del personaje. Y por supuesto, todos los personajes secundarios que hacen mucho más interesantes estas aventuras místicas: su inseparable mayordomo Wong, un amor imposible como es Clea, su némesis, El Barón Mordo y amenazas de importancia como Dormammu, Pesadilla, El Anciano o El Tribunal Viviente.

Este nuevo volumen recoge toda la etapa firmada por Lee y Ditko, completada con el trabajo realizado por otros autores como Denny O´Neil y Bill Everett que continuarán las tramas que permanecían abiertas pero que, como se ha apuntado un poco más arriba, carecían de la magia que supieron imprimirle los primeros. Un mal menor ya que la ocasión se muestra irrepetible para disfrutar con una lectura imprescindible, donde encontraremos algunos de los mejores momentos que se han vivido en La Casa de las Ideas. Podemos dejar de encomendarnos a Vishanti y a Agamotto, Panini ha escuchado nuestras plegarias.
[Grade — 9.00]

Marvel Gold Doctor Extraño Maestro de las Artes Místicas

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 648
  • Precio: 39,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.