‘Marvel Gold Capitán América y el Halcón: La Era de la Bomba Loca’, el Rey, siempre el Rey


No podíamos dejar pasar una oportunidad como esta en el año en el que se celebra el aniversario (centenario) de Jack Kirby, el Rey, el que junto a Stan Lee crearon el concepto de superhéroe que sigue vigente hoy en día. Las editoriales españolas, que están siempre maquinando nuevas formas de sacarnos los cuartos, eran plenamente conscientes de dicho hecho y, cada una a su manera, también han publicado diversas obras en las que Kirby lo daba todo e iba creciendo y aumentando su leyenda. Mientras que ECC Ediciones ha optado por poner en circulación una de las epopeyas más grandes jamás publicadas en un comic, “El Cuarto Mundo”, Panini ha hecho lo propio con un material que ya había sido publicado anteriormente en tapa blanda pero que ahora nos lo trae en un portentoso volumen de tapa dura recopilando la segunda etapa en la que el autor aterrizó en la colección del héroe abanderado de La Casa de las Ideas.

Marvel Gold Capitán América y el Halcón: La Era de la Bomba Loca’ supone un viaje frenético lleno de aventuras mientras que se deja un poco de lado lo que se apreció en la anterior etapa, esa caracterización del personaje y los momentos introspectivos. Vamos a poder disfrutar de tres aventuras, a cada cual más emocionante y divertida. La primera de ellas, la de la Bomba Loca, esconde cierto tufillo político tras esa fachada pop que salta a primera vista. Esa sociedad secreta en la que sus miembros pretenden restaurar el orden político y social que existía antes de la declaración de independencia deja muy poco a la imaginación. Obviamente, para lograr tal objetivo pretenden usar la mencionada bomba que sumirá el país en la locura. No piensen que la cosa se queda ahí, seguimos con una saga en la que conoceremos al Pueblo Nocturno, una asociación subterránea de mendigos que se moverá entre dimensiones, gracias al mecanismo con que cuentan, y harán la vida un poco más difícil a nuestros superhéroes favoritos.

Se cierra el grueso volumen con una historia centrada en una república situada en Centroamérica donde el Capitán tendrá que hacer frente al Puerco, un jefe militar y dictador que desatiende sus obligaciones y su pueblo vive en condiciones bastante mejorables. Esta última trama encierra un momento clave en la historia del abanderado, la primera aparición de Armin Zola, enemigo más que recurrente y colaborador habitual de otro peso pesado, Cráneo Rojo. Este Marvel gold es un muestrario perfecto de lo que Kirby era capaz cuando se le daba libertad creativa, el Rey en estado puro tanto a los guiones como a los dibujos. El estilo tan peculiar y personal del autor te atrapaba gracias a la fuerza que desprendían sus lápices y la loca originalidad de sus relatos. Maquinarias sacadas de la mejor ciencia ficción, los rostros de mirada impasible y pétreos rictus, ojos abiertos de par en par y los personajes haciendo acrobacias imposibles ilustran desde la primera hasta la última página de este volumen. ¿Qué más podríamos añadir? Una obra maestra que, a día de hoy, sigue siendo una lectura llena de magia y momentos inolvidables, con personalidad y amor por los personajes que aparecen en ella, valores que, viendo el actual panorama, parece que se han dejado de lado. Yo no cambio estos comics por los de ahora, y el que tenga dudas, que le eche un vistazo al especial del Bicentenario, también incluido aquí y una de las mayores bizarradas que podemos echarnos a la cara. Una delicia.
[Grade — 10.00]

Marvel Gold Capitán América y El Halcón: La Era de la Bomba Loca

  • Autores: Jack Kirby
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 600
  • Precio: 39,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario