‘Marte, ida y vuelta’, excéntrico viaje

Marte, ida y vuelta

Si ayer mismo teníamos la ocasión de repasar el trabajo de Pierre Wazem junto a Frederik Peeters con motivo del integral de ‘Koma’ que publicaba Dib-buks hace varias semanas, hoy es La Cúpula la que nos brinda la oportunidad de asomarnos a lo último que ha cocinado el guionista y dibujante, una suerte de relato autobiográfico cargado de tintes surrealistas que, de forma inequívoca, nos acerca a esas complejidades que apuntábamos en la reseña de ‘Koma’ acerca de lo obscuro del discurrir de la trama y lo poco inteligible que ésta podía llegar a ser en ciertos momentos.

‘Marte, ida y vuelta’ comienza de forma más o menos «normal», con el autor llevando a sus hijas en coche de vuelta a casa mientras, mediante un soliloquio interno que va de aquí para allá, queda claro que el pensamiento del artista funciona a una velocidad de vértigo. Con una situación económica algo parca, y bloqueado sin poder arrancar con la obra a la que lleva tiempo dándole vueltas, Wazem comienza a «desbarrar» conforme va avanzando la acción hasta el punto de que, a mitad de la misma, la acción se traslada al planeta rojo, y comienzan a sucederse unas páginas que parecen querer servir al autor de exorcismo acerca de demonios de su pasado e inseguridades de su presente.

Hilvanado con un discurso narrativo agradable, y con un trazo muy similar al de Manu Larcenet, lo que ‘Marte, ida y vuelta’ termina dejando en el lector es una sensación extraña. De una parte, uno no puede evitar pensar que ha sido un viaje bastante divertido que puntualmente nos ha acercado a ese enigma que para el común de los mortales suele ser el proceso creativo; pero, de la otra, que dicho viaje no lleve a ningún puerto en concreto consigue reducir la apreciación global del mismo…por más que sus últimas páginas nos dejen con una inevitable sonrisa en los labios.

Marte, ida y vuelta

  • Autores: Pierre Wazem
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 132 páginas
  • Precio: 18,90 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.