‘Lucifer Volumen 1: La Comedia Infernal’, abriendo (de nuevo) las puertas del averno

Cuando el sello Vertigo se encontraba en los últimos estertores de vida, a algún lumbrera de DC se le ocurrió una idea que, como solución del tipo “no tenemos nada que perder”, no era demasiado descabellada. Tan sencillo como apelar a uno de los pilares de la línea de adultos de la editorial,Sandman”, y publicar hasta cuatro nuevas cabeceras que, de alguna manera o de otra, estuvieran relacionadas con la obra maestra de Neil Gaiman. Se coloca en la portada un “Universo Sandman Presenta” bien grande y ya tenemos el invento listo para que salga a andar. No todo era nuevo, la cosa era apelar un poco a la nostalgia del comprador potencial y por eso tendríamos viejos conocidos como “El Sueño”, “Los Libros de la Magia”, “La Casa de los Susurros” o el personaje que gozaría de mejor salud tras el cierre del Reino de los Sueños. Un ángel caído que en este ‘Lucifer Volumen 1: La Comedia Infernal’ alcanza cotas de calidad similares a las que tuvo con Mike Carey como guionista.

No sirvió el plan para evitar el cierre de Vertigo aunque, por otra parte, nos quedaron todas esas cabeceras para disfrutar, esta vez, bajo la nueva etiqueta “Black Label”. Muchas van a ser las sorpresas que nos vamos a encontrar en este arco argumental, la primera viene en forma de nombre, Dan Watters, escritor de la serie y del que poco se conocía antes de este título. Entra pisando fuerte el acelerador ya que se aleja de las formas de Carey e introduce una narrativa algo caótica donde se mezclan diferentes líneas temporales, algo que dejará al lector algo confuso. La presentación del personaje principal no puede ser más desconcertante: un Lucifer bastante desmejorado y desaliñado, exiliado en un lugar al que no sabe cómo ha llegado y atormentado por la búsqueda de su hijo. Añadan un detective que acaba de perder a su mujer y tiene visiones bastante extrañas, William Blake, brujas y algún que otro personaje sacado de obras de Shakespeare para tener una obra un tanto atípica.

Ya lo hemos advertido, el recién llegado Watters no se conforma con cualquier cosa y nos hace salir de nuestra zona de confort, exigiéndonos un poco más, estando muy atentos a todo lo que expone en las páginas del volumen. Parece que sus relatos poco van a seguir el camino que ya mostró Carey y, años más tarde, Holly Black, anterior volumen de la cabecera y que también dejó muy buen sabor de boca. Cuenta con otro aliciente como es tener como dibujantes a los hermanos argentinos Sebastián y Max Fiumara, ambos realizan un trabajo espectacular, siendo cada una de sus páginas una autentica maravilla visual con la que deleitarse un buen rato, ya sea con una escena terrorífica, de dialogo o mostrándonos un momento de acción frenética. Y encima aguantan el ritmo mensual, ¿desde cuándo no pasaba algo así? Sinceramente, no sé muy bien hacia donde se dirige la serie o cuáles son las intenciones de Watters, lo que puedo afirmar sin temor a equivocarme es que ya ha captado mi atención y aquí estaré esperando la siguiente entrega para ver qué nos encontramos.

[Grade — 8.00]

Lucifer Volumen 1: La Comedia Infernal

  • Autores:V.V.A.A.
  • Editorial:ECC Ediciones
  • Encuadernación:Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 18,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.