‘Los Vengadores. La era de Ultrón’, irregular mejunje temporal

Vengadores. La era de Ultron

Por aquello de que comparten título y de que no será en estas líneas donde opine sobre ella —ya lo hice largo y tendido el pasado viernes aquí— me vais a permitir que, al menos, deje bien claro que ‘Vengadores: La era de Ultrón’, final de la segunda fase del Universo Marvel Cinematográfico, está a la altura de lo que podríamos haber esperado de ella los que pensábamos que Joss Whedon nos iba a regalar otro espectáculo de primer orden que nada tiene que envidiarle a aquello con lo que vibramos —y de qué manera— hace tres años: no es, como digo en la crítica enlazada anteriormente, una película perfecta por mor de algún que otro problemilla insignificante; pero se asienta con comodidad en una apreciación sobresaliente y posee unas escenas de acción que consiguen hablarle de tú a tú a la batalla de Nueva York de ‘Los Vengadores’.

Dicho esto, y atendiendo al cómic que nos ocupa, uno desearía que este What if? a ratos que Brian Michael Bendis imaginó hace cuatro años, también hubiera estado a la altura de la inmensa expectación que levantó. No en vano, toda la publicidad previa que la maquinaria Marvel puso en pie nos anunciaba una lectura épica como pocas dispuesta a dejarnos a los lectores con la mandíbula en el suelo. Desafortunadamente no es así, y ‘Los Vengadores. La era de Ultrón’ deviene en una historia que no podríamos citar entre lo mejor que el prolífico guionista ha desarrollado a través de su intensa trayectoria en el universo de La Casa de las Ideas.

Una lástima cuando la idea de partida nos lleva a un futuro en el que la Tierra ha sido completamente desolada por Ultrón, en el que los humanos son dados caza y en el que los pocos superhéroes que quedan vivos tendrán que unirse en un último plan suicida para intentar acabar con la amenaza de la creación de Hank Pym. Pero, ay, dicha premisa es desaprovechada enormemente cuando, trascendidos los primeros números, Bendis se mete en un berenjenal espacio-temporal que, llegado el momento, se lee con cierta desidia impulsado únicamente por el interés residual de saber cómo diantres terminará todo.

A esa irregular percepción que dimana del hacer de Bendis, se une la montaña rusa que son las 320 páginas desde el punto de vista gráfico. Y es que, como afirmaba el otro día en la entrada correspondiente a ‘La cólera de Ultrón’, no se entiende como un evento de esta entidad se descuida hasta el punto que aquí podemos observar: iniciado por un Bryan Hitch que, al menos en Marvel, nunca ha vuelto a estar al mismo nivel que le vimos en las dos series de ‘Ultimates’, a mitad de la lectura y debido probablemente a su proverbial lentitud, son un desganadísimo Carlos Pacheco —otro que desde ‘Arrowsmith’ ha ido perdiendo fuelle poco a poco— y el siempre irregular Brandon Peterson los que completan la historia hasta ese último número que, en modo fin de fiesta, es un auténtico baile de dibujantes. Huelga decir que bastante diferentes habían sido las impresiones del que esto suscribe si ‘Los Vengadores. La era de Ultrón’ hubiera contado con una componente visual homogénea, por mucho que, en última instancia, eso tampoco fuera a servir para arreglar el entuerto de un guión que funciona a intervalos.

Los Vengadores. La era de Ultrón

  • Autores: Brian Michael Bendis, Bryan Hitch, Carlos Pacheco y Brandon Peterson
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 320 páginas
  • Precio: 28,45 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.