‘Los Últimos Defensores’, lamentable renacer

Los Últimos Defensores

Los Defensores pasan por haber sido uno de los grupos (o no-grupos) más queridos de Marvel. No era un grupo tan grande como Los Vengadores, X-Men y Los 4 Fantásticos, pero sí tienen una importancia igual o superior, ya que su primera misión fue salvar el mundo de su destrucción, cosa que no pueden decir el resto de grandes grupos. Aquellos defensores surgidos en los 70 eran personajes ya de por sí importantes en el universo Marvel, teníamos al Dr. Extraño, que ante la amenaza de Yandroth reunió a Hulk y a Namor a los que se les unió Estela Plateada. Vamos, que la alineación prometía y no defraudaba. Durante los siguientes años se les unieron al grupo otros superhéroes más secundarios, pero no por ello menos carismáticos como Valkyria y Halcón Nocturno.

Ahora, y tras varios años de publicación errática incluyendo relanzamientos fallidos y miniseries de calidad considerable, Panini publica ‘Los Últimos Defensores’, el último renacer del grupo a cargo de Joe Casey, Keith Giffen y Jim Muniz. Y, como ya digo en el título, me temo que nos encontramos ante un renacimiento lamentable que subestima el concepto de Defensor marveliano.

El argumento es muy típico en estos tiempos que corren. Kyle Richmond, Halcón Nocturno, contacta con Tony Stark para crear un nuevo grupo de La Iniciativa en New Jersey, este grupo será formado en un principio por Coloso, Craneo Llameante y Hulka. Tras el fracaso de la primera misión Tony Stark decide cancelar al grupo, con la desbandada correspondiente. Kyle intentará por todos los medios reunir a otros héroes para formar a Los Defensores. Mientras tanto Yandroth observa y prepara su plan.

A lo largo del tomo, que reune los seis números de la miniserie, nos vamos a encontrar tres alineaciones distintas de ‘Los Últimos Defensores’, y ninguna tiene carisma ni chispa, lo cual hace que el lector pierda interés en el desarrollo de los acontecimientos, que desde luego tampoco son una maravilla. El nivel argumental pierde muchísimo en cuanto Keith Giffen abandona la miniserie, la diferencia es abismal. Pasa en pocas páginas de ser un cómic que no deja de ser del montón, pero que tenía unos diálogos entretenidos y con cierta chispa, a ser un cómic plano y aburrido. De hecho os invito a hacer la prueba, leed los diálogos entre Hulka y Kyle en los dos primeros números y leed los del último número, no hay color.

¿Y quien es el culpable? Pues, evidentemente Joe Casey que además es el que implementa el entorno empresarial que rodea a Kyle Richmon. No en vano Casey fue el que en sus WildC.A.T.s 3.0 convirtió el grupo en una corporación y que en su etapa en La Patrulla-X centró parte de su argumento en las empresas Worhington y X-Corps.

Poco más me queda para describir este tomo. La verdad es que, aunque no esperaba mucho de él, aun en mis bajas expectativas me ha defraudado. Y es una lástima porque Los Defensores valen más que esas centenar y medio de páginas de su último renacimiento. En el saber aprovechar el concepto de defensor está la clave y si el guionista no sabe otorgar la grandeza necesaria a los superhéroes con los que trata (ya sea con la alineación original o con una de las que nos ha mostrado este tomo) se hacen miniseries completamente banales y prescindible.

Ficha Técnica

Review Ultimos Defensores

* Título: Los Últimos Defensores (Febrero 2009)
* Incluye: Last Defenders #1-6 USA (mayo a septiembre 2008)
* Editorial: Panini
* Editorial USA: Marvel
* Formato: Tomo cartoné // 144 páginas // color
* Precio: 9.25 €

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en