‘Los tres fantasmas de Tesla 1. El misterio Shtokaviano’, estimulante comienzo

Figura fascinante y menospreciada por la historia que sólo ahora y gracias a la insistencia de muchos internautas y científicos comienza a ser entendida en toda su enorme dimensión —dejémoslo en que, simplificando mucho, de no haber sido por Edison nuestro mundo podría haber sido muy diferente en manos de él—, el nombre de Nikola Tesla siempre ha estado asociado, en la cultura popular, al misterio que rodeó su vida y, sobre todo, al alcance nunca medido de los numerosos inventos que el polaco yugoslavo llevo a cabo en suelo estadounidense. Partiendo del amplio desconocimiento que se tiene sobre su vida y aprovechándolo para construir una ficción estimulante, Richard Marazano ofrece en este primer álbum de ‘Los tres fantasmas de Tesla’ una aventura que, en cierto modo, recuerda, y mucho, a Julio Verne.

La manera de cómo el literato francés planteaba los misterios y los iba resolviendo en sus mejores novelas se puede rastrear en cómo Marazano construye este relato de vocación ucrónica en el que un chaval recién llegado a la Nueva York de 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, se encontrará con una conspiración en la que dos fuerzas se baten mientras el destino de la humanidad está en juego. Y no, no es una frase publicitaria, es que con la contienda como trasfondo, los poderes que se conjugan en esta historia ficticia son los que podrían cambiar el sentido de la balanza en el discurrir de una guerra en la que Estados Unidos entraba con toda su fuerza precisamente en los meses en los que tiene lugar el álbum.

Si soy vago en la descripción de por qué derroteros discurre ‘Los tres fantasmas de Tesla’ es porque, obviamente, revelar cualquier detalle acerca de la trama o del villano elegido por Marazano sería fatal para las claras intenciones de un guionista que encuentra en el hábil trabajo de Guilhem el perfecto compañero de viaje: ágil y con enorme talento para las caracterizaciones de personajes, el trazo del francés queda rubricado por un tratamiento cromático superlativo que, obra asimismo de Marazano, cierra una suerte de círculo que posiciona a este primer álbum como un soberbio comienzo que, esperemos, encuentre precisa y apasionante continuación en los otros dos que conforman la trilogía. A la espera quedamos de que Planeta Cómic nos la sirva en bandeja para poder “hincarle el diente”.

Los tres fantasmas de Tesla 1. El misterio Shtokaviano

  • Autores: Richard Marazano & Guilhem
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 48 páginas
  • Precio: 15,15 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

3 Comentarios

  1. Hombre Sergio, que en una obra basada en Nikola Tesla digas que es polaco te deja en evidencia.

    Tesla nació en la antigua Yugoslavia, en un pueblo de la actual Croacia y de familia serbia hasta el punto de ser considerado icono nacional en ambos países (da nombre al aeropuerto de Belgrado).

    Pasó la mayor parte de su vida en Estados Unidos, pero desde luego nacionalidad polaca no tuvo.

    La obra del articulo pinta muy interesante, pero revisar la documentación lo haría mejor.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.