‘Los Muertos Vivientes Volumen 24’, tanta tranquilidad no augura nada bueno

WD
La aparición de cada nuevo tomo de la colección Los Muertos Vivientes supone toda una experiencia para este reseñador. Primero, porque es todo un logro que una colección , hoy en día, tal y como está el patio, aguante tantos números sin que haya un descenso importante en la calidad de la misma; y segundo, porque esa incertidumbre por saber si se trata de un volumen “de acción” o “de tranquilidad”, algo que el guionista Robert Kirkman sabe manejar a la perfección, dejándonos con la miel en los labios algunas veces y, otras, con los ojos llenos de lágrimas.

Los Muertos Vivientes Volumen 24: Vida y Muerte’ se centra en el nuevo estatus de nuestro grupo de supervivientes favoritos, ese en el que tras la feroz guerra que se vivió recientemente nos deja una situación completamente novedosa para Rick y los suyos. Aquí vamos a poder saber más acerca de este “New World Order”, una nueva sociedad dividida en dos grandes asentamientos donde se disfruta de una tranquilidad como pocas veces se ha visto en la colección. Pero claro, no todo va a ser una balsa de aceite, surgirán problemas, obviamente, esta vez con nombre bastante inquietante: los “susurrantes”.

Nuevos roles de algunos de los personajes principales o, al menos, con ciertas novedades. Rick se pone al frente de la recién organizada feria, una suerte de mercado donde se podrán realizar todo tipo de trueques, recuperando de esta manera algunas tradiciones que ya parecían perdidas y olvidadas para siempre. Entre momentos de complicaciones jerárquicas, nuevas relaciones, arriesgados embarazos y ausencias inesperadas, surgirá esos momentos de extrema tensión a los que el guionista nos tiene acostumbrados. Y sí, como suele ocurrir en estas ocasiones, será casi al final de esta nueva entrega, por lo que toca morderse las uñas hasta la aparición del siguiente volumen.

El de Richmond sabe introducir en sus inteligentes guiones todo tipo de elementos que hacen de sus cabeceras toda una delicia de leer: peligrosas amenazas, giros inesperados, amargas traiciones y, efectivamente, muertes a porrillo, algo que anima cualquier fiesta. Su compañero de armas, Charlie Adlard, sigue a lo suyo, entregando páginas y páginas sin faltar a su cita mensual, realizando un trabajo tan correcto como efectivo, que se volvió mucho más sólido desde que cuenta con el entintado de Stefano Gaudiano. La cosa sigue, tras más de ciento cincuenta números, la colección no tiene pinta de acabar, sobre todo si asegura entretenimiento como el que proporciona este nuevo volumen.
[Grade — 9.00]

Los Muertos Vivientes Volumen 24

  • Autores: Robert Kirkman y Charlie Adlard
  • Editorial: Planeta Comic
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 136
  • Precio: 8,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.