‘Los casos de Perro Nick’, delirio colorista

Hay introducciones, como la que se marca Jordi Costa para la magnífica edición que La Cúpula se ha sacado de la chistera con este ‘Los casos de Perro Nick’, cuya lectura dificulta en extremo la posterior redacción de una reseña que sea capaz de aportar algo diferente a lo que en ellas se dice. Y es que no sólo es que estén escritas con un rigor asombroso, es que en lo que en esas cuatro páginas se cubre abarca información de esa a la que el lector de a pie no habrá tenido acceso, ya sea por lo privilegiado de la posición del prologuista, ya porque su acervo llega mucho más lejos que el de uno, importando muy poco que ese uno crea que sabe de tebeos porque lleve décadas invirtiendo tiempo y dinero en ir añadiendo títulos a su tebeoteca.

Lejos de ser una zancadilla, es muy evidente que dar buena cuenta de las palabras de Costa es condición sine qua non para poder disfrutar en toda su amplitud de lo que viene recogido después en unas planchas que no siempre tienen sentido —ni en lo unitario ni en lo global del relato— pero que, bajo la óptica desmenuzada de la introducción, adquieren una dimensión de fascinación sólo ampliada por la orgiástica y delirante propuesta de colores psicodélicos que Miguel Gallardo hizo, hace más de tres décadas, en unas planchas que, admiradas al gran tamaño al que aquí son reproducidas —el volumen tiene casi 25 centímetros de ancho por algo más de 32 de alto— dejan entrever cierta voluntad por parte del artista de, más que contar una historia —o varias, que recordemos que todo lo aquí contenido apareció en diversos números de ‘El Víbora‘—, asaltar los sentidos del lector y, sobre todo, experimentar lo máximo posible con los resortes del medio.

En esa constante exploración, lo que Gallardo logra con las páginas de este detective tan singular es enhebrar un muestrario ecléctico hasta decir basta al que el lector le resulta imposible anticiparse lo más mínimo. Y no ya de una historia a otra, sino de una página a otra, estableciendo una suerte de alocada persecución del «qué pasará» que deviene, en ocasiones, en que el que sostiene el tebeo se quede con una expresión constante de perplejidad. Bien es cierto que esto, más que un defecto, termina alzándose en una virtud si, como digo, uno va con la cabeza bien amueblada tras saber lo que le espera gracias a la introducción, pudiendo apreciar en su justa medida los denodados esfuerzos de Gallardo de que sus páginas sirvan como crisol de referencias mil —en lo personal, y debido a mi filia por el género, me quedo con las dos últimas historias, deudoras de ‘Invasores de Marte‘ de Cameron-Menzies y del loco segmento de Joe Dante de ‘En los límites de la realidad‘— y que sean objeto evidente de futuras aproximaciones que intenten seguir desentrañando, con más experiencias lectoras en nuestra mochila, todo lo que el artífice de ‘María y Yo‘ llegó a entremeter en este alocado divertimento que queda recuperado para la posteridad en una edición sin par.

Los casos de Perro Nick

  • Autores: Miguel Gallardo
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 100 páginas
  • Precio: 24,50 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.