‘Liga de la Justicia: La Guerra de la Trinidad Integral’, tollinas a ritmo palomitero


La cabecera protagonizada por La Liga de la Justicia durante Las Nuevas 52 fue una de las únicas razones que el bueno de Dan Didio pudo utilizar para defender el movimiento editorial. Entre las muchas medianías, el grupo de Superman, Batman y el resto de héroes “importantes” de DC Comics llegaba mes tras mes a las tiendas especializadas con unos argumentos que encandilaron a los aficionados. Tras un comienzo algo titubeante en el que Geoff Johns se nos mostraba algo desubicado y un Jim Lee que estaba más preocupado por llenar las páginas de poses molonas que por narrar en condiciones, la colección finalmente encontró su camino y llegó a rozar momentos francamente brillantes. En ECC Ediciones, que no tienen ni un pelo de tonto, saben que ese material es carne de recopilatorio, ya sea en tapa blanda, dura o integral, no importa demasiado cuando su interior está repleto de buenas historias.

Al menos tanto como las incluidas en este esplendido volumen que recopila en su integridad unas de los mejores eventos de aquella época, ‘Liga de la Justicia: Guerra de la Trinidad Integral’ supone una gozada desde la primera página hasta la última. Y lo es porque tiene todo los elementos que hacen grande a una historia de estas proporciones, como puede ser el aglutinar varias colecciones para dar un mayor trasfondo a las tramas. Desde Batman, Superman y Wonder Woman pasando por el Detective Marciano, La Liga de la Justicia América o La Liga de la Justicia Oscura, personajes muy distintos entre sí que añaden interés a esta guerra. Todo tiene su origen en un personaje que se creó para que estos New 52 tuvieran sentido, la enigmática Pandora tuvo un encuentro con cierta caja hace ya diez mil años y tras abrirla liberó por el mundo los Siete Pecados. Ahora necesita redención y busca un alma pura que pueda encerrarlos de nuevo en la caja y, ¿quién tiene un alma más pura que Superman en todo el Universo DC?

Obviamente, esto no será una tarea tan fácil como parece ya que el contacto del Hijo de Krypton con la Caja de Pandora provocará la pérdida de control de sus poderes ya que el objeto en cuestión sirve como prisión para los pecados y como artefacto que corrompe a todo aquel que la toca. Sí, todo está preparado para el enfrentamiento final entre los héroes implicados y los Siete Pecados pero, por el camino y hasta llegar a ese punto, habrá rencillas personales y alguna que otra sorpresa para hacer más jugosa y picante la trama principal. Johns ejerce de maestro de ceremonias y deja todo muy bien planteada para que este relato sirva como punto de inflexión de todas las series y, al mismo tiempo, como prólogo para algo más grande como fue “Maldad Eterna”. Tal y como se ha comentado un poco más arriba, muchas fueron las colecciones que aportaron su granito de arena a esta saga, así que la cantidad de autores que van a dejar su firma también es considerable. Gente como J.M. DeMatteis, Jeff Lemire, Ray Fawkes, Doug Mahnke, Fernando Blanco, Gene Ha, Ivan Reis, Jesús Saiz, Jim Lee o Kenneth Rocafort se dejan ver por las más de cuatrocientas páginas que tiene el volumen. Mucha variedad de estilos, tanto en los guiones como en la parte gráfica, para colocar a esta Guerra de la Trinidad entre una de las lecturas más interesantes que hemos podido disfrutar en la DC más reciente. Suma y sigue, puesto que aún nos queda otro plato fuerte, otra guerra, esta vez con el temible Darkseid por medio. Aquí estaremos.
[Grade — 8.50]

Liga de la Justicia: La Guerra de la Trinidad

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 416
  • Precio: 36.50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario