‘Las historias jamás contadas de la Patrulla-X’, pieza de coleccionista

En un pequeño callejón de mi ciudad natal, hace ya casi tres décadas, un enjuto señor llamado Antonio regentaba un pequeño y abigarrado negocio de compra venta de libros que, para todo el que se estuviera iniciando en el mundillo de los tebeos, era un pequeño país de las maravillas: con pilas y pilas de libros colocados en estanterías de baldas flectadas y en un suelo por el que había que ir pisando de puntillas para evitar las revistas e incontables volúmenes que se agrupaban en inestables columnas dispuestas de manera azarosa sobre él, era todo un espectáculo ver como Antonio, a sus años y cons sus achaques, los esquivaba como si de un ejercicio ensayado hasta la saciedad se tratara y cómo, una vez llegado al enmohecido mostrador, trepaba de un salto sobre el mismo para colocarse en la parte trasera y asomar poco más que la cabeza y las extremidades superiores entre las montañas de tomos que, amenazantes, ponían en peligro su integridad física.

Lugar de peregrinación que fue durante muchos años de mis primeros instantes de contacto con el noveno arte, entre las capas de polvo de diferente grosor y el caos reinante en un establecimiento del que sólo su propietario conocía el secreto arcano de un insólito orden —porque al parecer lo había—, descubrió servidor los primeros tebeos de mutantes que se «echaría a la cara» antes de que el Universo Marvel se abriera un considerable puñado de meses más tarde con toda su potencia a través de varias colecciones que hoy no vienen a cuento: ajados, no tanto por el uso sino por la descuidada manera con la que se conservaba en aquella «tienducha» todo lo que franqueaba sus puertas para quedarse, los números salteados de ‘Classic X-Men’ publicados por Fórum fueron primer encuentro con Chris Claremont y su muy característica forma de narrar, así como con un grupo de personajes que, desde entonces, me han acompañado de manera intermitente en mi larga trayectoria por el arte secuencial.

De hecho, resulta curioso que ahora que Jonathan Hickman ha conseguido que me reconcilie con los hombres y mujeres X gracias a ese magistral doble golpe que han supuesto ‘Powers of X’ y ‘House of X’ —de las que, por cierto, volveremos a hablar cuando el año esté a punto de tocar a su fin…no digo más— haya ido a caer en mis manos este ‘Las historias jamás contadas de la Patrulla-X’ puesto en sus primeras páginas podemos ver a una Krakoa, la malvada isla mutante que servía a Claremont como McGuffin para unir a los héroes que conformarían parte de la segunda génesis mutante, que nada tiene que ver con aquella a la que nos hemos asomado en el multi-facetado escenario que ha planteado el artífice de ‘House of West’ junto a Pepe Larraz y R.B.Silva.

Pero, cuidado, no nos llevemos a un posible engaño: el material que Panini recopila en esta inexcusable pieza de coleccionista que es el Omnigold que nos ocupa no es, ni mucho menos, todos aquellos números que conformaron la reedición de las aventuras «clásicas» de los mutantes, sino que, en una doble apuesta, contiene, de una parte, todo aquello que se modificó sobre los originales en ‘Classic X-Men’ y, por la otra, la totalidad de las historias complementarias dibujadas por John Bolton, que servían a Claremont —y a Joe Duffy— para completar el perfilado de unos héroes sobre los que, a día de hoy, todavía no se ha dicho la última palabra. Enorme curiosidad por un lado, material destinado a los coleccionistas por otro, la ingente cantidad de material extra que completan las poco más de 500 páginas que conforman este tomo suponen todo un paseo por la nostalgia de esos a los que no se les puede poner precio. ‘Nuff Said!!!

Las historias jamás contadas de la Patrulla-X

  • Autores: Chris Claremont, John Bolton et al.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 504 páginas
  • Precio: 37,95 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

2 Comentarios

  1. Que falta le hacía a los mutantes algo como Powers of X/ house of x para volver a ser tan grandes como con Claremont. Tienen ahí una mina si la saben gestionar bien.

    • Y que lo digas, Jorge. Por lo pronto, lo que llevo leído de las nuevas colecciones, mola, no tanto como la dupla de Hickman, pero se antoja como un buen comienzo, esperemos que no la caguen…

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.