‘Las espadas de cristal’, entre la fantasía y la ciencia-ficción

Las espadas de cristal

Cuatro espadas provenientes del sol aterrizan en diversos puntos de un mundo en el que el astro rey está a punto de apagarse. En ellas está la clave para que cuatro elegidos unan sus fuerzas y consigan salvar a sus congéneres de la muerte segura que acarreará el deceso de la estrella que gobierna sus días y sus noches. Entre ellos cuatro se encuentra una niña llamada Yama, que después de ver como su poblado es arrasado por las sanguinarias huestes de un temible general, jurará venganza contra el cruel militar que le ha arrebatado a sus padres.

Si bien es inusual que una de mis entradas comience haciendo referencia a la sinopsis del cómic que nos ocupe, creía necesario arrancar hoy ofreciendo una sucinta aproximación al esqueleto argumental de ‘Las espadas de cristal’ para continuar aclarando aquello hacia lo que apunta el titular: que por más que su argumento en líneas generales —el que os he descrito en el párrafo anterior— y su portada parezcan indicar lo contrario, el volumen integral publicado por Yermo nos acerca a un relato en el que la componente de ciencia-ficción es tan relevante —sobre todo de cara al «último acto»— que, en última instancia, pesa casi tanto como el torrente de fantasía que inunda este espléndido tebeo de principio a fin.

Un torrente que «suena» a muchas cosas y a ninguna y que en manos de Sylvianne Corgiat queda plasmado como una suerte de «buddy movie» en la que la protagonista, vehemente y enérgica, unirá fuerzas a su pesar con un veterano guerrero que le enseñará el manejo de la espada para que pueda consumar algún día su venganza. Dicho esquema —que, de nuevo, hemos visto incontables veces en el cine— se enriquece con muy diversos personajes, con múltiples localizaciones y con un ritmo narrativo que no cesa en su avance para lograr que la lectura nos atrape irremisiblemente de un extremo a otro sin que podamos señalar en ningún momento a descensos de interés. Dicha hazaña se conjuga de forma inequívoca con el arte de Laura Zuccheri, un artista que toma prestadas ocasiones influencias del estilo de Moebius —sobre todo en lo que a los personajes se refiere— y que se muestra especialmente dotada tanto para imaginar toda clase de espectaculares escenarios naturales o urbanos, como para sumar a su espléndido trazo un apabullante uso del color. El resultado, huelga decirlo, es de obligado peregrinaje para los amantes de cualquiera de los dos géneros que aquí se dan la mano de forma tan sobresaliente.

Apostando por nombres desconocidos, Yermo sale de nuevo victoriosa y suma un nuevo peldaño en su imparable ascensión a los puestos más altos del panorama editorial español. Que sea así por mucho tiempo.

Las espadas de cristal

  • Autores: Sylvianne Corgiat & Laura Zuccheri
  • Editorial: Yermo ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 208 páginas
  • Precio: 38 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.