‘Las aventuras de Huckleberry Finn’, Mattotti imagina a Twain

Las-aventuras-de-Huckleberry-Finn-portada

Publicada a finales de los setenta, cuando Lorenzo Mattotti era un artista de 23 años al que todavía le quedaba mucho camino por recorrer para convertirse en el consagrado dibujante que es hoy en día, ‘Las aventuras de Huckleberry Finn’ supuso un vehículo fundamental en el establecimiento de lo que después le hemos podido ver al autor italiano en sus trabajos junto a Jerry Kramsky o Jorge Zetner.

Editada por aquél entonces en blanco y negro, Norma rescata ahora esta fantástica adaptación de la legendaria novela de Mark Twain, en un volumen apaisado aparecido en 2011 que cuenta con el aliciente añadido de venir coloreado para la ocasión, adquiriendo este viaje iniciático de Huck una gama cromática tan sumamente adecuada al tono de la narración de Twain que resulta complicado imaginar las páginas sin la magnífica aportación que suponen los cálidos tonos térreos compensados aquí y allá por la súbita irrupción de la frialdad de unos soberbios grises.

En lo que al dibujo respecta, la suma expresividad de los deformados rostros de Mattotti se deja acompañar por un natural expresionismo reflejado tanto en las extrañas angulaciones en los encuadres como en el espectacular uso del claroscuro y las sombras que podemos observar en las viñetas del autor. Sirviendo con precisión a la adaptación que Antonio Tettamanti hace del texto de Twain, aproximarse a esta versión de ‘Las aventuras de Huckleberry Finn’ es hacerlo de forma inmejorable a una impecable traslación de ese viaje iniciático con el que el escritor norteamericano revolucionó la literatura universal.

Las aventuras de Huckleberry Finn

8GRAN ADAPTACIÓN
  • Autores: Antonio Tettamanti y Lorenzo Mattotti
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 136
  • Precio: 22,50 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.